Publicidad | Vea su anuncio aquí

Alemán Tomuschat ratifica que en ciertos lugares de Guatemala hubo genocidio

Guatemala, 11 abr (EFE).- El profesor alemán Christian Tomuschat, quien dirigió la Comisión para el Esclarecimiento Histórico (CEH) de Guatemala, ratificó la conclusión del informe presentado en 1999 sobre que en ciertos lugares de este país hubo genocidio durante la guerra de 36 años que vivió esta nación.

"En nuestro informe se dice textual y claramente que hubo genocidio y esa no es una conclusión general, sino se específica que en ciertos lugares y en ciertos tiempos se dio", dijo Tomuschat en una entrevista que publica hoy el local diario El Periódico.

Tomuschat dirigió a más de un centenar de investigadores y académicos guatemaltecos y extranjeros que integraron la CEH, la cual fue patrocinada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), para investigar las violaciones a los derechos humanos ocurridos durante la guerra interna de 36 años (1960-1996).

En febrero de 1999 la CEH divulgó un extenso informe denominado "Memoria del Silencio", en el que documentó los crímenes cometidos por las fuerzas del Estado y los grupos guerrilleros en contra de la población civil.

Ese informe, que es utilizado por la Fiscalía como uno de los tantos medios de prueba documental en el juicio que desde el pasado 9 de marzo se siguen en contra del general golpista José Efraín Ríos Montt, y su antiguo jefe de Inteligencia, José Rodríguez, es la primera investigación científica que concluyó que en Guatemala hubo genocidio.

Las conclusiones del informe de la CEH, subrayó el académico alemán, "no se pueden poner en duda" porque "el informe está y sus informaciones tienen mucho peso".

La Fiscalía guatemalteca acusa a Ríos Montt y Rodríguez de genocidio y crímenes de guerra por la muerte de 1.771 indígenas ixiles perpetradas en al menos 16 matanzas colectivas por miembros del Ejército entre marzo de 1982 y agosto de 1983, cuando el primero se desempeñó como Jefe de Estado de facto y el segundo como jefe de la Dirección de Inteligencia Militar.

Tomuschat también señaló que al igual que los antiguos militares son procesados por las violaciones a los derechos humanos cometidas en contra de la población civil durante la guerra, los miembros de los organizaciones guerrilleras que cometieron hechos similares también deben ser llevados ante la Justicia.

"Es una exigencia fundamental que la Justicia deber ser la misma para todos: militares y guerrilleros", precisó.

Desde finales de 2011 una unidad especial de la Fiscalía guatemalteca investiga a más de 200 exguerrilleros por ocho diferentes denuncias presentadas por familiares de víctimas de las fuerzas rebeldes.

"Estoy convencido que la reconciliación solo es posible si se persigue la intención de actuar con justicia e imparcialidad hacia todos" aunque ciertas polarizaciones "son inevitables", añadió.

El proceso de esclarecimiento tiene que recordar lo que sucedió "y nadie puede huir de ese pasado, olvidarse de todo y ocultar las atrocidades detrás de un muerto. Esa no es la solución", concluyó.

El histórico juicio en contra de Ríos Montt y Rodríguez, podría extenderse aun por dos o tres semanas. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí