Publicidad | Vea su anuncio aquí

Cruz Roja urge a EEUU a poner fin a bloqueo político sobre tema de Guantánamo

Washington, 11 abr (EFE).- El presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Peter Maurer, urgió hoy a la Casa Blanca y al Congreso de EE.UU. a poner fin al "bloqueo político" sobre el tema de Guantánamo, donde decenas de presos siguen en huelga de hambre y se han dado casos de alimentación forzada.

"Es un bloqueo insostenible", dijo el suizo Maurer en una conferencia en Washington, donde se ha reunido estos días con el presidente de EE.UU., Barack Obama, varios miembros de su gabinete y congresistas, y con todos ellos ha hablado de la situación en la cárcel de Guantánamo, ubicada en Cuba.

Una misión del CICR visitó recientemente Guantánamo, pero Maurer no quiso detallar hoy cuántos presos están en huelga de hambre ni en qué condiciones están, por ser información que forma parte "del diálogo confidencial" con el Gobierno estadounidense.

El Pentágono ha reconocido hasta el momento que hay 31 presos en huelga de hambre de un total de 166, entre los que están algunos de los considerados inductores de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001.

Pero según una reciente llamada telefónica del prisionero Shaker Aamer a su abogado, Clive Stafford, el número de presos en huelga asciende a 130.

La huelga comenzó el 6 de febrero en protesta por las "duras condiciones disciplinarias" en las que, según los detenidos, viven en los barracones y después de que los ejemplares del Corán que utilizan fueran revisados "de manera inadecuada".

Esa huelga "se interpreta como un síntoma de la falta de perspectiva que tienen esos detenidos", comentó hoy el presidente del CICR, para quien uno de los asuntos "críticos" es la suspensión indefinida de las transferencias de esos presos a sus naciones de origen o a terceros países.

Sobre la alimentación forzada que están recibiendo algunos de los presos en huelga, según ha reconocido el Departamento de Justicia, Maurer afirmó que hay una "discrepancia" entre la actuación del Gobierno de EE.UU. y lo que recomienda el CICR, pero eludió condenar de manera explícita esa práctica.

A su juicio, algunos políticos tanto dentro del Gobierno como en el Congreso "son conscientes" de que la falta de compromiso sobre Guantánamo "no solo es mala para los detenidos, sino también para Estados Unidos" como país.

Según Maurer, durante su reunión con Obama comprobó que el presidente sigue comprometido con el cierre de Guantánamo, como prometió al poco de llegar a la Casa Blanca en 2009.

En la misma línea se expresó hoy el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, quien declaró en su rueda de prensa diaria que Obama "permanece comprometido con cerrar Guantánamo".

Precisamente hoy 25 ONG firmaron una carta dirigida a Obama en la que le instan "a que tome medidas inmediatas para acabar con la detención indefinida y sin cargos" de los presos de Guantánamo.

"Si alguna vez hubo un momento adecuado para cumplir la promesa que hizo hace más de cuatro años, de cerrar la prisión, es ahora", dicen las ONG en referencia a la huelga de hambre y subrayan que el estado de algunos presos es "crítico", según sus abogados.

Obama comenzó su Presidencia con la promesa de cerrar la prisión y juzgar a los sospechosos en tribunales federales, aunque en 2010 rechazó seguir persiguiendo su plan por las dificultades diplomáticas, judiciales y la oposición de los republicanos. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí