Publicidad | Vea su anuncio aquí

Dos hermanos separados por la guerra en Guatemala, se reúnen 31 años después

Guatemala, 11 abr (EFE).- Dos hermanos de la etnia maya Mam se reencontraron hoy 31 años después de haber sido separados durante el régimen de facto que presidió el general José Efraín Ríos Montt, quien es juzgado por delitos de genocidio y deberes contra la humanidad en Guatemala.

Sebastián Sales Maldonado, de 47 años, y su hermana María, de 36, se fundieron en un abrazo y lloraron cuando miembros del Grupo de Apoyo Mutuo (GAM), los presentaron de nuevo durante un acto en sus instalaciones en la capital guatemalteca.

Ambos vivían junto a sus padres y otros cuatro hermanos en la comunidad de La Cumbre, del municipio de San Idelfonso Ixtahuacán, en el departamento noroccidental de Huehuetenango, cuando se separaron debido a una incursión militar.

Sebastián comentó a periodistas que el huyó hacia las montañas y fue a parar a Chiapas (México), donde vivió como refugiado casi 20 años, mientras que el resto de su familia se quedó en la comunidad.

Un dirigente de la organización humanitaria, Enrique Barrera, explicó a Efe que luego de una denuncia presentada por el indígena hace dos años, comenzaron una investigación, y el pasado 3 de abril localizaron a su familia en La Cumbre.

Sus padres Pablo Sales y María Maldonado, así como sus otros cuatro hermanos "lastimosamente no pudieron viajar a la ciudad para reencontrarse", explicó.

El indígena vive desde hace seis años en la comunidad Nuevo México, en el departamento sureño de Escuintla, donde se asentaron varias familias que fueron repatriadas de campamentos de refugiados de territorio mexicano, añadió.

La separación de esta familia se registró en 1982 durante el gobierno que presidió el general golpista José Efraín Ríos Montt, quien junto a su antiguo director de Inteligencia Militar, José Rodríguez, son juzgados por un tribunal por delitos de genocidio y deberes contra la humanidad, que incluyen el desplazamiento forzoso.

Barrera explicó que desde que el GAM, que aglutina a familiares de las víctimas del conflicto armado (1960-1996) inició su programa de "reencuentros", han unido a 106 familias.

El director del la organización, Mario Palanco, dijo que en lo que resta de 2013, con el apoyo del Comité Internacional de la Cruz roja (CICR), tienen previsto reunir a otras 12 familias. EFE

oro/rsm/acb

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí