Publicidad | Vea su anuncio aquí

La troika concluye su visita a Portugal tras el anuncio de más austeridad

(Actualiza con más datos y declaraciones)

Lisboa, 18 abr (EFE).- La Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), concluyeron hoy la evaluación extraordinaria realizada esta semana a Portugal, tras el anuncio de nuevos recortes de 1.300 millones de euros que equilibran los presupuestos del país

Un breve comunicado de cinco líneas, que constituye la única información divulgada por la misión de la troika en los cuatro días que ha permanecido en Lisboa, informó de que sus técnicos discutieron con el Gobierno luso la política para compensar las medidas de austeridad que prohibió el Tribunal Constitucional.

"Las discusiones continuarán con el objetivo de asegurar los plazos de ejecución de la séptima revisión (del programa de rescate financiero)", señala el texto.

Esa revisión se dio por aprobada a finales de marzo, pero fue reabierta urgentemente a raíz de la sentencia del Constitucional que anuló recortes de pensiones, salarios y subsidios de enfermedad laboral y desempleo por valor de 1.300 millones de euros.

Después de muchas horas de reuniones con la troika, compuesta por el FMI y la Comisión y el Banco Central europeos, el Ejecutivo conservador luso anunció hoy recortes en "todos" los servicios públicos por 800 millones de euros.

Además ahorrará otros 500 millones en los presupuestos con la "reprogramación" de fondos europeos y proyectos de inversión de sociedades de capital público y privado aún no detallados.

El Ejecutivo conservador luso, tras un Consejo de Ministros que se prolongó hasta la madrugada, explicó hoy las primeras medidas acordadas con la troika, cuyo importe por áreas aún debe "concretar" y exponer a la oposición, que rechaza más austeridad, y a los empresarios y sindicatos.

Según el Gobierno, los recortes, que equivalen a un 0,5 % del Producto Interior Bruto (PIB), garantizarán que el país reciba un nuevo tramo ahora bloqueado por la troika de su rescate financiero, que suma 78.000 millones de euros, y lograr la aprobación definitiva de la UE a la ampliación de los plazos de devolución de ese préstamo.

Los ajustes afectarán "a los gastos de personal, de bienes y servicios y de gastos corrientes" en todos los ministerios sin excepción.

Además adelantaran algunas de las medidas previstas en la reforma estructural del Estado que los conservadores se han comprometido con la troika a completar en los próximos dos años para ahorrar 4.000 millones de euros anuales al Estado de forma permanente.

Parte de las nuevas medidas, que incluirán cortes salariales no especificados a los funcionarios y cambios en la Seguridad Social, deben ser consultadas aún con empresarios y sindicatos antes de someterlas, a finales de mes, a la aprobación del Parlamento, donde el primer ministro, Pedro Passos Coelho, tiene mayoría absoluta.

Tanto la troika como el líder conservador no lograron convencer al Partido Socialista (PS), la segunda fuerza política del país, de recuperar el consenso sobre el programa de ajustes en Portugal.

Passos Coelho y los técnicos de la UE y el FMI se entrevistaron el miércoles con el secretario general del PS, António José Seguro, que mantuvo después su oposición a más medidas de austeridad y pidió que se renegocien las obligaciones del rescate y se promueva con urgencia la creación de empleo y el crecimiento económico.

Fue un Gobierno formado por el PS el que negoció con la UE y el FMI el rescate de Portugal dos meses antes de perder el poder en las elecciones anticipadas de junio de 2011.

Sus líderes consideran, sin embargo, que la política de austeridad de Passos Coelho ha ido más allá de lo inicialmente acordado con la troika y que todas sus previsiones económicas han fallado. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí