Publicidad | Vea su anuncio aquí

Sale libre exgeneral mexicano acusado de nexos con narcotráfico

El exnúmero dos del Ejército mexicano y general en retiro Tomás Ángeles Dauahare quedó libre el miércoles, en el segundo caso emblemático de la lucha del anterior gobierno de Felipe Calderón contra la infiltración del narcotráfico que se cae en los últimos dos días.

"Fue una infamia, la verdad, no quiero faltar a nadie (...) fue un absurdo, imputaciones dolosas falsas de dos delincuentes beneficiados, asesinos viles para imputar a quien se les diera la gana", dijo Ángeles Hauahare, en referencia a testigos protegidos que lo acusaron, al salir del penal de máxima seguridad en Almoloya (Estado de México, centro) en el que estuvo poco más de 11 meses.

El magistrado federal Raúl Valerio decretó unas horas antes "el sobreseimiento en la causa penal a favor de Tomás Ángeles Dauahare" y ordenó su "absoluta e inmediata libertad", reportó el Consejo de la Judicatura Federal en un comunicado.

Desde la Procuraduría (Fiscalía) General ya se había anticipado que, por insuficiencia de pruebas, desistían de proseguir con la acusación. contra Ángeles Dauahare detenido en mayo de 2012, en los últimos meses del gobierno del conservador Calderón (2006-2012), a quien sucedió Enrique Peña Nieto (2012-2018), del Partido Revolucionario Institucional.

Un vocero de la Fiscalía dijo a la AFP que la decisión se tomo "porque las pruebas no fueron suficientes o los testimonios de los testigos no acreditaron la responsabilidad" del militar.

El exgeneral, que ocupó la subsecretaria (viceministerio) de Defensa entre 2006 y 2008, era el militar de mayor jerarquía de los seis mandos que fueron enviados en agosto al penal de Almoloya, acusados de colaborar con el cártel de los hermanos Beltrán Leyva, principalmente brindando protección, a cambio de millonarios pagos.

El vocero de la Fiscalía no pudo especificar la situación judicial de los otros cinco militares que siguen detenidos.

La orden de liberación del militar se produce después de que el lunes fuera absuelto por falta de pruebas Noé Ramírez Mandujano, el primer 'zar' antidrogas del gobierno de Calderón.

Ramírez Mandujano fue detenido en 2008 también por presunta colaboración con la organización de los Beltrán Leyva, que poco antes se había separado del cártel de Sinaloa del narcotraficante más buscado, Joaquín 'El Chapo' Guzmán.

La captura de Ramírez Mandujano, titular de la fiscalía antidrogas entre finales de 2006 e inicios de 2008, se enmarcó en la llamada 'Operación Limpieza', uno de los más ambiciosos operativos anticorrupción del gobierno de Calderón que pretendía desarticular una presunta red de funcionarios que ofrecía información privilegiada a los Beltrán Leyva.

En la 'Operación Limpieza' también fueron detenidas otras figuras como el excomisionado (máximo mando) interino de la policía federal Víctor Garay y el exjefe policial a cargo de la relación con Interpol Rodolfo de la Guardia, ambos liberados en 2012 y 2013 respectivamente.

La presidencia de Calderón estuvo marcada por una lucha frontal contra los cárteles, que incluyó un amplio despliegue del Ejército, y un duro discurso de combate a la corrupción. Durante su sexenio fueron asesinadas más de 70.000 personas en hechos que se vincularon con el crimen organizado.

El magistrado que absolvió a Ramírez Mandujano dijo que se detectaron mentiras de un testigo protegido conocido como 'Jennifer', cuya declaración sustentaba el caso y pidió investigar a funcionarios de la fiscalía por una "posible fabricación de pruebas".

En el caso de Ángeles Dauahare no fueron detallados los motivos del sobreseimiento, aunque también estaba basado en el testimonio de 'Jennifer'.

"En estos dos casos ha habido el deliberado intento por fabricar pruebas, por fabricar casos (...) Ha habido un manejo político de las investigaciones", dijo a la AFP Samuel González, quien también fue titular de la unidad contra el crimen organizado de la Fiscalía.

"Los testigos fueron mal utilizados en esa administración (de Calderón) con fines de venganza política", afirmó González, que también responsabiliza del cierre de estos casos al gobierno de Estados Unidos.

"No se verificaron los datos del testigo en México pero tampoco en Estados Unidos, que lo tiene a su cargo e incumplió sus propios protocolos (...) La 'Operación Limpieza' y la detención de los militares fueron trabajos conjuntos", subrayó.

Ángeles Dauahare, nieto de un destacado jefe militar de la Revolución mexicana, estuvo considerado entre los más fuertes candidatos a ser ministro de Defensa en los dos últimos gabinetes.

El exgeneral, de 70 años, fue agregado militar en Washington y secretario particular de Enrique Cervantes, ministro de Defensa del presidente Ernesto Zedillo (1994-2000).

También participó en el consejo de guerra por narcotráfico contra el exgeneral Mario Arturo Acosta Chaparro, quien, tras siete años en la cárcel, fue puesto en libertad en 2007 pero asesinado a tiros en la Ciudad de México el año pasado.

gbv-lp/hov

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí