Publicidad | Vea su anuncio aquí

G20 insta a Europa a actuar de forma "urgente" para lograr la unión bancaria

Teresa Bouza

Washington, 19 abr (EFE).- Los ministros de Finanzas y Economía del G20 instaron hoy a la zona euro a actuar de forma "urgente" para lograr la unión y reducir la fragmentación bancaria que se ha convertido en un lastre para la recuperación.

"Es preciso mejorar las bases de la unión económica y monetaria, incluido mediante el movimiento urgente hacia una unión bancaria, reduciendo de forma adicional la fragmentación financiera y continuando con el fortalecimiento de los balances bancarios", afirmó el G20 en el comunicado del final de su reunión.

La preocupación por la debilidad de la zona euro centró hoy la atención del G20, que expresó su preocupación con una región en la que la recuperación sigue sin materializarse.

Más allá de Europa, el Grupo de los Veinte dio un espaldarazo a la política monetaria del Banco de Japón (BoJ), que anunció este mes su intención de inyectar 1,4 billones de dólares durante los próximos dos años en su economía para superar el estancamiento que dura ya décadas.

El anuncio provocó una fuerte caída del yen y llevó a los críticos a hablar de una depreciación competitiva del BoJ.

Pero el G20 dio hoy luz verde a la medida, al señalar que "las recientes políticas de Japón buscan acabar con la deflación y respaldar la demanda doméstica".

El Banco de Japón no ha sido el único en recurrir a políticas monetarias expansivas, una opción por la que también ha optado la Reserva Federal (Fed), el Banco Central de Inglaterra y, en menor medida, el Banco Central Europeo (BCE).

Por lo demás, los ministros reafirmaron el compromiso expresado en febrero de "evitar" las devaluaciones competitivas y no utilizar los tipos de cambio para ganar ventaja en los mercados.

Más allá de eso, el G20 evitó fijar objetivos concretos de reducción de deuda, en medio de crecientes preocupaciones de que la austeridad en boga estrangule la débil recuperación.

En ese sentido Anton Siluanov, ministro de Finanzas de Rusia, país que ocupa la presidencia de turno del G20, dijo hoy en rueda de prensa que el objetivo general de reducción de deuda es "más importante que las cifras específicas".

"Acordamos que deberían de ser parámetros de referencia, objetivos estratégicos que se pueden ajustar dependiendo de las situaciones específicas de las economías", afirmó Siluanov en rueda de prensa.

Tanto Washington como Tokio se han opuesto rotundamente a establecer objetivos concretos de reducción de deuda y han insistido en que la prioridad del G20 debe de ser estimular el crecimiento.

La reunión del G20 tuvo lugar en el marco de la asamblea conjunta del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), que arrancó hoy en Washington y en la que Europa tuvo también un papel protagonista.

El FMI prevé que la economía europea se contraiga un 0,3 % este año, tras el retroceso del 0,6 % del 2012 y se prevé que repunte un 1,1 % en 2014.

"Europa ha vuelto a ser el foco de atención de esta reunión fundamentalmente a consecuencia del reducido crecimiento", dijo hoy el ministro de Economía europeo Luis de Guindos.

Y el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble, dijo que las cosas en Europa no mejorarán mucho en los años venideros.

"Nadie debería de esperar que Europa logre elevadas tasas de crecimiento durante los próximos años", afirmó Schaeuble, quien dijo que en el caso concreto de Alemania, motor de la zona euro, no es sostenible un crecimiento por encima del 1,5 % en los próximos años.

El G20 está integrado por la Unión Europea, el G7 (EE.UU., Canadá, Japón, Alemania, Reino Unido, Italia y Francia) y Corea del Sur, Argentina, Australia, Brasil, China, India, Indonesia, México, Arabia Saudí, Suráfrica, Turquía y Rusia. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí