Publicidad | Vea su anuncio aquí

Primera crisis de Peña Nieto por grietas en pacto con oposición en México

El presidente Enrique Peña Nieto enfrenta su primera crisis política al tener que suspender este martes los actos públicos del Pacto por México, un acuerdo sin precedentes con la oposición para impulsar reformas, a raíz de acusaciones de uso indebido de programas sociales por su partido.

La suspensión de estos eventos públicos implicó que se cancelara este martes la presentación y envío al Congreso de una nueva reforma consensuada por las tres principales fuerzas políticas, en este caso en materia financiera, y deja en vilo la misma continuidad del pacto.

La medida de Peña Nieto respondió al anuncio hecho la víspera por el opositor PAN (Partido Acción Nacional, conservador) de que no asistiría a la presentación de la reforma financiera en protesta por la reacción del gobierno ante sus denuncias de uso electoral de planes sociales.

Con la suspensión de actos, se abre un espacio "para el diálogo franco que permita superar los desencuentros", dijo en un comunicado la oficina de Peña Nieto, perteneciente al Partido Revolucionario Institucional (PRI).

El Pacto por México fue suscrito por los tres principales partidos (PRI, PAN y PRD) días después de que Peña Nieto llegara a la presidencia en diciembre y devolviera el poder al PRI, que gobernó desde 1929 hasta la victoria del PAN en 2000.

Este acuerdo contempla un centenar de compromisos para impulsar reformas de fondo en México y fue presentado como una muestra de la capacidad de Peña Nieto -que no tiene mayoría absoluta en el Congreso- para consensuar medidas necesarias para el país y como un ejercicio de responsabilidad de la oposición.

Este martes, los líderes del PAN y el PRD (Partido de la Revolución Democrática, izquierda) valoraron positivamente la apertura de este periodo destinado al diálogo y expresaron su deseo de que se pueda reconducir la situación.

Estamos "en la posibilidad real de evitar que el Pacto se vaya al naufragio y que lo podamos de nueva cuenta reestablecer por la vía del diálogo", dijo el presidente del PRD, Jesús Zambrano.

Por su parte Miguel Ángel Osorio Chong, dijo el martes por la noche a través de su cuenta de Twitter que acordó con los presidentes de los tres principales partidos políticos tener una reunión el miércoles.

En un evento en Puebla (centro), Peña Nieto también trató de calmar los ánimos al asegurar que no tolerará "el uso electoral de programas sociales"; sin embargo analistas advierten que está frente a la primera crisis política de su gobierno

"Se trata del fin de la luna de miel (con la oposición) y es su primera crisis de importancia", dijo a la AFP Lorenzo Meyer, investigador de la prestigiosa universidad pública Colegio de México.

En el marco del Pacto por México ya se aprobó una reforma educativa y está casi a punto otra en telecomunicaciones.

La presentación del proyecto de una reforma financiera, que persigue facilitar el otorgamiento de más créditos en mejores condiciones para los pequeños empresarios, quedó ahora aplazada sin nueva fecha.

"Es una crisis que creímos que llegaría con las discusiones en torno a las reformas energética y fiscal (previstas para la segunda mitad del año), pero se adelantó", señaló Meyer.

Las protestas del PAN, que convocó a su Comisión Política para el próximo lunes, se derivan de que considera insuficiente la respuesta del gobierno a sus denuncias sobre un presunto uso indebido de recursos a favor de los candidatos del PRI en el estado de Veracruz (este), que el próximo 7 de julio celebrará elecciones legislativas y municipales.

El PAN difundió hace una semana grabaciones de reuniones de funcionarios del gobierno de Veracruz, donde siempre ha gobernado el PRI, y delegados de la Secretaría (ministerio) de Desarrollo Social (Sedesol) en las que aparentemente se escucha a un alcalde y al secretario de salud estatal dando instrucciones para conseguir que los beneficiarios de programas sociales tengan que votar por el PRI.

"Está siendo preocupante esta utilización tan burda de los programas sociales y no queremos quedarnos callados", argumentó el presidente del PAN, Gustavo Madero.

Tras la difusión de las grabaciones, el PAN presentó una denuncia penal contra la titular de Sedesol, Rosario Robles; el gobernador de Veracruz, Javier Duarte, y 56 funcionarios más por presunto uso indebido de recursos públicos.

Pero Peña Nieto apoyó el viernes públicamente a Robles, una exalcaldesa de Ciudad de México por el PRD a quien incorporó a su gobierno.

La ministra destituyó a siete de sus funcionarios, pero el PAN y el PRD quieren que Robles y Duarte sean sometidos a juicio político y apartados de sus cargos mientras duran las investigaciones.

"No tengo por qué renunciar, no he hecho nada indebido", dijo Robles en una ríspida comparecencia el martes ante tres comisiones de senadores, en la que legisladores de la oposición le exigieron que dejara el cargo.

El Pacto por México siempre enfrentó el rechazo de un sector del PAN, encabezado por el expresidente Felipe Calderón (2006-2012), y de la izquierda, liderado por el excandidato presidencial del PRD Andrés Manuel López Obrador, quien ha creado Morena, un movimiento político que se niega a cualquier negociación con Peña Nieto.

bur-jg/yo/gbv/yow

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí