Publicidad

Siria cruza la "línea roja" y EE.UU. busca "hechos creíbles" antes de actuar

María Peña

Washington, 25 abr (EFE).- El Gobierno de Estados Unidos dijo hoy que espera por "hechos creíbles" antes de decidir cómo responder a informes de que Siria ha cruzado la "línea roja" con el uso de armas químicas y, según expertos, sus opciones militares están limitadas.

Tanto en agosto de 2012 como en marzo de 2013, el presidente Barack Obama advirtió de que el régimen de Bachar al Asad estaría cruzando la "línea roja" con el uso de armas químicas, en clara violación del Protocolo de Viena de 1925, que prohíbe el uso de armas químicas y biológicas, y que eso lo obligaría a evaluar sus opciones.

Aunque la prioridad inmediata de EEUU es esclarecer lo ocurrido, a legisladores como el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, los senadores republicanos John McCain y Lindsey Graham, y la senadora demócrata Dianne Feinstein, no les cabe duda de que Siria ya cruzó la "línea roja".

Para Christopher S. Chivvis, principal analista político de la Corporación Rand, un instituto independiente y sin fines de lucro, la cautela es entendible tomando en cuenta que la invasión de Irak de 2003 se justificó con de armas de destrucción masiva que jamás fueron encontradas.

"Desde luego, la historia en torno a las armas de destrucción masiva en Irak tiene mucho peso respecto a la situación en Siria ahora", dijo a Efe Chivvis.

A diferencia de 2003, Siria ya afronta una guerra civil y hay consenso tanto de la oposición siria como de aliados clave de EEUU, entre éstos Francia, el Reino Unido, e Israel, de que el régimen sirio probablemente ha usado estas armas, agregó.

Chivvis descartó "una invasión militar a gran escala con una gran fuerza de ocupación, porque no hay apetito" en Washington para ello.

Los otros escenarios posibles son: que EEUU dé capacitación y equipos militares a la oposición, algo que goza de apoyo en círculos políticos en Washington; que pida el establecimiento de una zona de exclusión aérea en parte o todo el territorio sirio, o que se creen refugios en partes de Siria donde la oposición pueda reagruparse y coordinarse mejor para cuando caiga Asad, explicó Chivvis.

Para los expertos, el tiempo apremia y EEUU asiste a un momento coyuntural en Siria, no sólo por su efecto desestabilizador en la zona sino porque se corre el riesgo de que Siria pueda usar armas químicas contra sus vecinos, o que éstas caigan en manos de grupos extremistas en la región.

"La respuesta al uso de armas químicas en sí misma es excesivamente complicada, ya sea el envío de tropas o el uso de algún tipo de equipo de fuerzas especiales para resguardar un sitio, bombardear, o hacerlo mediante intermediarios. Ninguna de estas opciones excluye riesgos", dijo a la cadena de radio pública NPR, Mona Yacoubian, experta en asuntos sirios del Centro Stimson.

Si lo que busca el régimen sirio es tentar a Estados Unidos, hasta ahora la respuesta es de cautela.

En una carta enviada hoy a los líderes del Senado, la Casa Blanca dijo que "la comunidad de inteligencia evalúa con diversos grados de confianza que el régimen sirio ha usado armas químicas en pequeña escala en Siria, específicamente el agente sarín".

En la carta, el director de Asuntos Legislativos de la Casa Blanca, Miguel E. Rodríguez, subrayó que EE.UU. debe ante todo "investigar plenamente cualquier prueba del uso de armas químicas" en Siria.

"Dado lo que está en juego, y lo que hemos aprendido de nuestra experiencia reciente, las evaluaciones de inteligencia por sí solas no son suficientes, solo los hechos creíbles y confirmados que nos ofrezcan algún grado de certeza guiarán nuestra toma de decisiones", dijo Rodríguez, en la carta enviada a los senadores Carl Levin, demócrata por Michigan, y a McCain, republicano por Arizona, ambos del Comité de las Fuerzas Armadas.

EEUU presiona para que Naciones Unidas haga una "investigación exhaustiva" para evaluar con fiabilidad las pruebas, señaló.

Desde Abu Dhabi, el secretario de Defensa estadounidense, Chuck Hagel, dijo que aún no se ha podido confirmar el origen de esas armas, "pero creemos que cualquier uso de armas químicas en Siria muy probablemente habría procedido del régimen de Asad".

Cinco países de Oriente Medio "han expresado preocupación sobre el deterioro de la situación en Siria... este es un asunto serio, y necesitamos (tener) todos los hechos", subrayó Hagel.

Para lograr el nivel de certeza que pide EEUU, el equipo de expertos en armas químicas designado por la ONU tendría que hacer inspecciones sobre el terreno, porque la ONU "es la entidad adecuada para examinar estas alegaciones", enfatizó Chivvis.

Pero el Gobierno de Damasco ha puesto trabas para impedir que el equipo realice su trabajo, y ha acusado a los rebeldes de recurrir a armas químicas. EFE

Publicidad

Publicidad