Publicidad

Ecuador lanzó su primer satélite a bordo de un cohete que partió desde China

Ecuador lanzó el jueves por la noche su primer satélite, el cual fue fabricado en el país y que partió al espacio desde la estación china de Jiuquan (centro-norte), según una transmisión en vivo por radio y televisión dispuesta por el gobierno.

El lanzamiento del nanosatélite NEE-01 Pegaso, un cubo de 10 por 10 cm, con paneles solares que al desplegarse alcanzan los 75 cm y un peso de 1,2 kg que estará a unos 600 km sobre la Tierra, se efectuó hacia las 23H13 locales (04H13 GMT del viernes) a bordo de un cohete no tripulado.

Pegaso, construido y armado en Ecuador, se separó con éxito del cohete (que transportó otros dos satélites, uno de ellos de Argentina), de acuerdo con el lanzamiento que fue monitoreado desde una central del Servicio Integrado de Seguridad (ECU911) en el puerto de Guayaquil (suroeste) y a la que concurrió el presidente Rafael Correa y funcionarios de su gobierno.

"Bienvenido al cielo Pegaso, bienvenido al espacio Ecuador. La misión es un éxito", declaró Ronnie Nader, primer y único cosmonauta ecuatoriano, quien estuvo al frente del plan montado en el ECU911 y dirige la Agencia Espacial Civil Ecuatoriana (EXA), bajo cuya iniciativa se diseñó y fabricó el nanosatélite.

"Presidente, lo logramos", dijo Nader al recibir un abrazo de Correa, cuya administración apoya el proyecto que incluye el envío de un segundo satélite al espacio, llamado Krysaor, en julio próximo desde Rusia, que tendrá las mismas características de Pegaso.

Nader, de 45 años, se formó en el Centro de Entrenamiento de Cosmonautas Yuri Gagarin en Rusia y dirige la EXA desde su fundación, en 2007.

"Se trata del primer satélite del mundo que enviará imágenes del espacio en vivo en señal abierta, pues todos los anteriores se limitaban a transmitir fotografías", explicó el cosmonauta el 13 de abril, durante un informe semanal de labores de Correa en que se anunció el lanzamiento.

Nader destacó la importancia de este satélite para despertar el interés por el espacio en nuevas generaciones.

La construcción de Pegaso costó 80.000 dólares que fueron aportados por el sector privado, mientras que el gobierno destinó 700.000 dólares para el lanzamiento, seguros, logística y pruebas de certificación del aparato, realizadas en Holanda en febrero pasado.

str-sp/ad/yow

Publicidad

Publicidad