Publicidad

La familia francesa Pinault devolverá a China esculturas imperiales de bronce

Pekín, 27 abr (EFE).- La familia francesa coleccionista de arte Pinault devolverá este año dos esculturas de bronce que fueron saqueadas del antiguo Palacio de Verano, en Pekín, según la administración estatal de Patrimonio Cultural de China (SACH), citada por el portal de noticias china.org.

El millonario y propietario del grupo de firmas comerciales francesas Francois-Henri Pinault, prometió la donación en nombre de su familia, también dueña de la casa de subastas Christie's, en una reunión con representantes de la SACH, en la capital china.

La SACH elogió la donación enfatizando que esta "estaba en conformidad con el espíritu internacional de las convenciones (...) la amistad por los ciudadanos chinos" y el "entendimiento internacional de que las reliquias culturales deben regresar al país de origen".

Las esculturas, de la cabeza de un conejo y de un rata, se prevé que regresen a China en julio para añadirse a la colección del Museo Nacional del país, según el subdirector de la SACH, Song Xinchao.

Ambas piezas de bronce decoraban la fuente del emperador Qianlong (en el trono desde octubre de 1735 hasta febrero de 1796), en el antiguo Palacio de Verano, en Pekín.

Éstas fueron saqueadas por las fuerzas militares francesas y británicas en 1860 y en febrero de 2009 estuvieron en el centro de la polémica cuando Christie's las vendió en una subasta, por 31 millones de euros (40,3 millones de dólares) a Cai Mingchao, un comprador chino que luego se negó a pagarlas.

Tras el escándalo, la familia Pinault, accionista mayoritaria de marcas como Gucci, Yves Saint Laurent, y Puma, adquirió las esculturas.

A inicios de este mes, la casa Christie's obtuvo la licencia para convertirse en la primera casa de subastas internacional en operar en China, que ya ha superado a EEUU como el mayor mercado de arte y subastas mundial.

Hasta hoy, cinco de las 12 esculturas de las cabezas de los animales zodiacales chinos, ubicadas en el Antiguo Palacio de Verano, han retornado al gigante asiático gracias a las donaciones o compras en subastas de coleccionistas chinos.

Muchas de las reliquias culturales chinas fueron saqueadas cuando el país asiático estaba sumergido en guerras o invadido por fuerzas militares extranjeras.

La Asociación de Reliquias Culturales de China estima que más de diez millones de vestigios fueron robados entre 1840 y 1949, muchos de los cuales hoy se exhiben en los principales museos de Europa y EEUU.

El número de vestigios saqueados del Antiguo Palacio de Verano se estima en cerca de 1,5 millones, repartidos en más de 2.000 museos de 47 países.

China ha intentado el retornó de sus reliquias a través de subastas internacionales, donaciones, y vías diplomáticas basadas en convenciones internacionales.

"Estamos abiertos a cualquier vía de devolución de las reliquias", destacó Song, según china.org. EFE

Publicidad

Publicidad