Publicidad

El cineasta colombiano Raúl Gutiérrez aterriza en EEUU con "Mi Primer Amor"

Filadelfia (EE.UU), 28 abr (EFE).- Mateo, un niño de 10 años que busca descubrir el universo femenino a través de su prima Camila, ha traído al joven cineasta colombiano Raúl Gutiérrez al Festival de Cine Latinoamericano de Filadelfia (FLAFF) con su corto, "Mi Primer Amor", que le ha valido su primera parada en Estados Unidos.

Gutiérrez, originario de Bucaramanga, desarrolló el filme para el concurso del actor español Antonio Banderas "Make it Short", quedando entre los cinco finalistas junto a otros cuatro proyectos procedentes de Brasil, Argentina y España.

Esta vez participa en la segunda edición del FLAFF, que ha tenido lugar este fin de semana en la ciudad estadounidense y en el que el pequeño Mateo ha abierto la proyección de la película paraguaya "7 Cajas", galardonada en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián y nominada a los Goya.

"Es una oportunidad increíble, es la primera vez que estoy participando con un cortometraje en EE.UU., y es un país donde el cine es una industria y hay público para todo tipo de cine.(...) Es muy chévere saber que hay diferentes públicos que están viendo el corto, sobre todo en una selección como la de Filadelfia donde están mostrando una película como 7 cajas", que es "excelente", dijo Gutiérrez en entrevista con Efe.

El colombiano, que pretende continuar haciendo cortos hasta "adquirir más experiencia", es optimista con la situación del cine en Colombia, y también en el resto de Latinoamérica.

"Es bien difícil, como en cualquier trabajo. Normalmente se requiere mucha disciplina y talento. Aquí en Colombia hablando en términos de cine, todavía no es una industria como tal, sin embargo está en proceso de evolución y crecimiento y eso es algo muy positivo", explicó.

"La situación del cine latinoamericano está en constante evolución, cada vez encontramos nuevas historias, nuevas miradas, nuevos discursos de jóvenes directores, creo que eso es lo que más vale en este momento", agregó.

Gutiérrez, que junto al pequeño Mateo explora en apenas 10 minutos algunas de las incógnitas, secretos y "detalles" del universo femenino, se dice "emocionado" por haber podido participar tanto en "Make it short" como en el FLAFF, ambas herramientas de aprendizaje y caminos para "abrir puertas".

"Igual creo que acá hay bastantes oportunidades, la gente cada vez se está esforzando más, cada vez hay más ganas de hacer cine, de contar historias, de armar proyectos, viables, obviamente, y es difícil pero no es imposible", insiste.

"Creo que estamos en proceso de evolucionar, sobre todo eso, lo que es la esencia de hacer una película, la historia y el contenido. Creo que vamos por buen camino", dice optimista. EFE

rg/jac

Publicidad

Publicidad