Publicidad

Gobierno argentino expresa malestar por críticas de ONU a la reforma judicial

Buenos Aires, 29 abr (EFE).- El Gobierno de Argentina expresó hoy su malestar por el comunicado emitido por la relatora especial de la ONU Gabriela Knaul en el que critica la reforma judicial puesta en marcha por el Ejecutivo de Cristina Fernández, que pasa estos días los trámites parlamentarios para su completa aprobación.

En un comunicado, la cancillería argentina muestra su disconformidad con las palabras de Knaul que "se apartan de los estándares de ética profesional e independencia esperados del titular de un mecanismo especial, como lo es la Relatoría".

La relatora de la ONU exhortó hoy al Gobierno de Argentina a que reconsidere los proyectos de ley de reforma del Consejo de la Magistratura y de regulación de medidas cautelares en el país.

"El Estado tiene el compromiso de asegurar la independencia de la judicatura mediante el respeto de su legislación a los estándares internacionales", dijo Knaul.

La Cámara de Diputados argentina aprobó los polémicos proyectos de ley sobre la reforma del Consejo de la Magistratura y sobre la regulación de medidas cautelares contra el Estado, el 24 de abril de 2013.

El primero de ellos, que regresó al Senado para la revisión de las modificaciones, volverá a la Cámara de Diputados la próxima semana para su tramitación final.

La regulación de las medidas cautelares fue promulgada hoy como ley por el Ejecutivo de Fernández.

Knaul, experta designada por el Consejo de los Derechos Humanos de la ONU para investigar e informar sobre la independencia de los magistrados y los abogados en el mundo, expresó su preocupación por ambos proyectos y solicitó que se reconsideran.

"Resulta paradójico que quien ha recibido el mandato de proteger la independencia de magistrados y abogados, atropelló principios básicos del derecho, prejuzgando y adelantando conclusiones sin haber recibido las respuestas a las preguntas que planteó en la noche del viernes pasado al Estado argentino", apunta la Cancillería.

El ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina asegura que "menos de una hora después de haber recibido el pedido de información, la Cancillería contestó formalmente que todas las preguntas planteadas por la Relatora serían contestadas de inmediato".

"No obstante la predisposición a cooperar de la República Argentina, dicha Relatora emitió un comunicado menos de 24 horas hábiles después de haber enviado el material solicitando respuestas a una serie de preguntas. Y más grave aún, emitió el comunicado sin contar con dichas respuestas", agrega.

La Cancillería señala que Knaul ha manifestado "su ignorancia o parcialidad política al recomendar un diálogo participativo e inclusivo con la sociedad y la comunidad jurídica".

"Seguramente desconoce que fue la propia sociedad civil quien propuso y obtuvo varios de los cambios que fueron incorporados a los proyectos en debate", afirma.

Además de la reforma del Consejo de la Magistratura y la regulación de medidas cautelares contra el Estado, la polémica reforma judicial incluye la creación de tres nuevas cámaras de casación.

Se completa además con un proyecto de ley para democratizar el acceso a la Justicia, otro para publicitar los actos del Poder Judicial y un sexto de transparencia que obligará a publicar las declaraciones juradas de los funcionarios judiciales. EFE

Publicidad

Publicidad