Publicidad

Mickeal: "Me voy a EE.UU. a tratarme, no sé si para 4 meses o para siempre"

Barcelona (España), 30 abr (EFE).- El alero estadounidense del Barcelona Regal, Pete Mickael, ha explicado hoy que se desplazará a Estados Unidos para tratarse del tromboembolismo pulmonar que se le reprodujo hace un mes, por lo que no sabe si volverá en "cuatro meses, un año o será para siempre".

"En dos semanas voy a Estados Unidos para ver a un especialista en este problema, que ha tratado a diferentes jugadores de la NBA. No sé cuánto tiempo estaré, si cuatro meses, seis, un año o para siempre. Lo más importante ahora es mi salud", ha afirmado.

En una abarrotada sala de prensa del Palau Blaugrana, junto a su técnico, Xavi Pascual, así como el director deportivo, Joan Creus, y sus compañeros de vestuario, un emocionado Mickeal, que en algunos momentos no ha podido reprimir las lágrimas, ha reconocido que el baloncesto es ahora "una segunda opción".

"Lo más importante no es el baloncesto. Lo más importante es recuperarme, estar sano, solucionar los problemas con mi sangre", ha dicho el alero, que ha elogiado a su entrenador y la manera cómo el club le ha tratado, que le ha hecho "abrir los ojos y la mente"

"Solo tengo palabras de agradecimiento. Cuando eres jugador de baloncesto, solo piensas en hacer veinte puntos, tantos rebotes, conseguir dos años de contrato o un buen salario. Pero cuando miras atrás, ves que este club es absolutamente diferente. No hay ningún otro club en el mundo como el Barça, ni en la NBA ni en Europa", ha recalcado el jugador de 35 años.

Y ha subrayado: "Mientras siga manteniendo estas ganas de jugar y ganar, no lo dejaré. Les he dicho a Sandro (Rosell), Joan (Creus) y Xavi (Pascual) que si alguna vez puedo seguir jugando a baloncesto, será solo en este club. No encontraré otro club así en el mundo".

Hace algo más de un mes, y tras perderse un partido en Sevilla, el Barcelona informó de que Mickeal había recaído en un problema respiratorio que dos temporadas atrás ya le dejó fuera de la competición durante meses.

En todo caso, ha insistido en que el de hoy "no es un día triste, sino todo lo contrario", porque ha dicho sentirse "mucho mejor y con más fuerzas", pese a que "volver a tener este problema es duro".

Pese a no detallar el nombre del especialista que le tratará, ha asegurado que es "la persona indicada": "Ha tratado a jugadores con el mismo problema y han tenido carreras largas en la NBA. Pero todo dependerá de la medicación. Tengo que hacer que mi sangre sea lo más diluida posible. Si es como hoy, no habría problema. Pero no debe ser solo hoy, sino el resto de mi vida".

Mickeal ha apuntado que intentará apoyar al equipo en este tramo final de temporada, pero "a veces no es posible, porque en ocasiones la medicación te controla y no tú a ella", ha dicho, e incluso ha bromeado con que ahora podrá ver crecer a su hijo y "pescar el máximo tiempo posible", una de sus aficiones favoritas.

El alero se ha rendido a Pascual, al que ha calificado como el "mejor entrenador de Europa", y posteriormente ha apuntado: "Ha habido más momentos buenos que malos. A veces nos hemos enfadado, más él conmigo que yo con él, fruto del espíritu ganador. Pero ahora le miro más como persona que como entrenador. Estoy muy contento de haber jugado con él".

El barcelonista, que ha recibido una larga ovación de los asistentes, ha dejado escapar risas cuando se le ha preguntado si había hecho historia en el Barça ("¡Sí!", ha respondido en su única palabra en español), pero no ha podido contener las lágrimas al destacar el apoyo de su pareja y las llamadas que recibió este mes de personas que padecían su misma enfermedad, algo que le "emocionó mucho". EFE

1011130

acl/asf/fa/nam

Publicidad

Publicidad