Publicidad

Trabajadores llaman a luchar por refundación del Estado con una Constituyente

Tegucigalpa, 1 may (EFE).- Los trabajadores de Honduras conmemoraron hoy su día con un llamamiento a la "refundación del Estado a través de una Constituyente", que identificaron como "medio para empezar a transformar la sociedad" del país centroamericano.

En un manifiesto de quince puntos, los trabajadores organizados en diversas centrales obreras, de derecha e izquierda, también pidieron "la desmilitarización de la sociedad y del Estado".

El pronunciamiento señala que después del golpe de Estado del 28 de junio de 2009 que derrocó al entonces presidente Manuel Zelaya, el país "se ha venido deteriorando como sociedad y como Estado", haciéndolo incapaz de cumplir "funciones esenciales" como garantizar "el bienestar de las grandes mayorías".

"Hoy somos un país donde predominan los monopolios, oligopolios y la especulación que encarece diariamente el costo de vida. Es más lo que importamos que lo que exportamos", subraya el manifiesto.

Los trabajadores indicaron que su lucha es contra el sistema y la explotación del trabajo asalariado en que se sustenta.

"Es mentira que el capital produce riqueza, es el trabajo el que la produce. Los capitalistas emplean a los obreros para apropiarse de esa riqueza", agrega el manifiesto, que fue leído en Tegucigalpa por representantes de las principales organizaciones obreras.

Tras una concurrida marcha que finalizó en la plaza central de la capital hondureña, se dio lectura al manifiesto de los trabajadores, y seguidamente habló Zelaya, en una intervención de índole política a favor de su partido Libertad y Refundación (Libre).

En la marcha participaron la Confederación de Trabajadores de Honduras (CTH), la Central General de Trabajadores (CGT), la Confederación Unitaria de Trabajadores (CUTH), y el Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP), éste último surgido tras el derrocamiento de Zelaya, quien es su coordinador general.

Zelaya dijo que el presidente hondureño, Porfirio Lobo, "tiene buenas intenciones, pero le entregó el poder al golpismo" que le derrocó a él en 2009.

"Hoy (Lobo) no ha podido gobernar. Ofrecieron trabajo, no hay. Ofrecieron seguridad, estamos peor. Ofrecieron mejorar la economía, hay más pobres en Honduras. Por eso la derrota va a ser mayor para ellos en las urnas", en las elecciones generales del 30 de noviembre próximo, agregó el exgobernante.

Zelaya indicó a Efe que su esposa Xiomara Castro, la candidata presidencial de Libre, no participó en la marcha de este Día Internacional del Trabajo porque recién ha sido operada de una rodilla.

"Régimen oprobioso que gobierna Honduras, les exijo en nombre de los ciudadanos de este país que paren el derramamiento de sangre en Honduras, ya no resistimos", expresó Zelaya al referirse a la violencia criminal en Honduras.

El país centroamericano registra actualmente un promedio de 20 muertes diarias, según el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, que en 2008, durante la administración de Zelaya, registró 4.473, con un promedio diario de doce víctimas.

En 2012, el Observatorio de la Violencia registró 7.172 homicidios, con un promedio de 20 diarios.

Los trabajadores hondureños también solicitaron la sustitución del modelo neoliberal por uno "social al servicio de las mayorías, que permita rescatar y fortalecer las empresas estatales y sociales". EFE

gr/gf/aaj

(foto) (audio) (vídeo)

Publicidad

Publicidad