Publicidad

AI pide atención médica para salvadoreña embarazada en estado grave de salud

Washington, 2 may (EFE).- Las autoridades salvadoreñas deben acatar la recomendación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y otorgar, en un plazo de 72 horas, tratamiento médico "vital" a una mujer embarazada cuya vida corre peligro, afirmó hoy Amnistía Internacional (AI).

En un comunicado emitido hoy, el grupo instó a las autoridades de El Salvador a que cumplan "urgentemente" con la recomendación de la CIDH porque la mujer, identificada únicamente como Beatriz, padece varias enfermedades graves, incluyendo el lupus y una enfermedad renal, y corre riesgo de morir.

"La vida de Beatriz pende de un hilo debido a demoras injustificables por parte de las autoridades. Las autoridades salvadoreñas deben cumplir con las recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, y permitir que Beatriz viva y cuide de su hijo de un año", dijo Esther Major, investigadora para Centroamérica de AI.

"La vida de Beatriz está en sus manos", agregó.

Con cinco meses de embarazo, Beatriz, de 22 años, ha solicitado un aborto terapéutico debido a que, según sus médicos, el feto carece de gran parte de su cerebro y cráneo y puede morir antes o poco después de nacer.

El aborto está tajantemente prohibido en El Salvador sin el debido permiso de las autoridades y, aunque Beatriz corre el riesgo de morir si continúa con el embarazo, sus médicos no han querido practicarle el aborto por temor a ser enjuiciados.

El pasado 22 de marzo, los médicos que atienden a Beatriz solicitaron permiso de las autoridades salvadoreñas para poner fin a su embarazo y así salvarle la vida, además de que pidieron garantías de que no serían enjuiciados.

Las autoridades no atendieron la petición de los médicos, por lo que los abogados de la mujer llevaron su caso hasta la Corte Suprema de Justicia en ese país.

La corte aún no ha emitido su dictamen, "pese a la urgencia del caso y el hecho de que, en la actualidad, ella sufre un tratamiento cruel, inhumano y degradante", se quejó AI.

El grupo humanitario recordó que el código penal de El Salvador establece que cualquier persona que solicita o se somete a un aborto puede recibir una larga sentencia carcelaria, por lo que tanto Beatriz como sus médicos corren el riesgo de encarcelamiento.

La CIDH confirmó hoy mismo en un comunicado que el lunes pasado otorgó medidas cautelares a favor de "B", a quien no identificó por nombre a pedido de los solicitantes.

"La solicitud de medidas cautelares señala que el Ministerio de Salud y el Comité del Hospital donde se encuentra internada "B" determinaron que "B" padece de una serie de patologías, que su embarazo conlleva un alto riesgo de muerte para la madre, y que el feto es anencefálico", señaló la CIDH.

Las autoridades de salud determinaron que si Beatriz no recibe el tratamiento médico necesario, eso "podría afectar los derechos a la vida, la integridad y la salud de la madre", agregó. EFE

Publicidad

Publicidad