Publicidad

Monterrey gana título de Concacaf en forma heroica y se irá al Mundial de Clubes

El Monterrey de México clasificó al Mundial de Clubes de la FIFA al consagrarse este miércoles campeón de la Liga de Campeones de la Concacaf 2012-13 con su triunfo 4-2 sobre el Santos, en la vuelta de la final disputada en el estadio Tecnológico de la ciudad de Monterrey (norte).

El colombiano Darwin Quintero, al minuto 38, y el panameño Felipe Baloy, al 50, pusieron en ventaja al Santos. Aldo de Nigris, al 60 y al 87, el argentino Neri Cardozo, al 83, y el chileno Humberto Suazo, al 90+1, hicieron los goles para la voltereta del Monterrey, que logró su tercera corona consecutiva de la Concacaf.

Intenso pero cerrado. Así resultó el primer tiempo, casi una copia fiel del partido de ida que se jugó la semana anterior en el estadio Corona de Torreón y que terminó empatado sin goles.

Ese 0-0 de la ida condicionó a los "Rayados" del Monterrey a cuidarse de no recibir gol de los "Guerreros" del Santos en la vuelta, situación que no pudo evitar en la primera mitad pues Quintero mandó el balón a la red en una jugada que debió haber sido anulada por fuera de juego.

Con ese tanto del "Científico del Gol" se esfumó la posibilidad de jugar prórroga o recurrir a tiempo extra y obligaba al Monterrey a marcar dos goles y no recibir más.

Sin embargo, Santos regresó del descanso determinado a asegurar el triunfo y logró su segundo gol en una jugada a pelota parada. Baloy lo anotó con un remate de cabeza en el cobro de un tiro de esquina. Todo parecía definido para que los "Guerreros" lograran el primer título internacional de su historia.

Con este escenario, Monterrey estaba obligado a marcar tres goles para remontar el marcador y lo consiguió luego de superar el desconcierto que le causó el gol de Baloy en el arranque del complemento.

Faltando media hora de juego se desató el vendaval regiomontano y los "Rayados" lograron el triunfo agónico que les valió su tercera corona de la región y el tercer pase consecutivo al Mundial de Clubes.

Monterrey tuvo su primera posibilidad al minuto 18 cuando el ecuatoriano Walter Ayoví se apoyó en Suazo. El "Chupete" tiró a puerta donde Oswaldo Sánchez estuvo bien colocado para contener.

La réplica del Santos se dio hasta el 23 con un tiro de larga distancia de Osmar Mares quien vio muy adelantado al guardameta Jonathan Orozco. La pelota iba con la altura adecuada para librar al arquero, pero se fue desviada de la horquilla derecha.

Un buen susto se llevaron los "Rayados" al 32 cuando Rafael Figueroa apareció en el área chica y con un testarazo mandó el esférico a las redes, pero la anotación fue anulada por fuera de juego.

Santos volvió a provocar peligro en el área del Monterrey con un contragolpe al 37. Oribe Peralta condujo la pelota y la tocó con el talón para Salinas quien llegó de frente a sacar un disparo que detuvo Orozco.

Un minuto después se dio el controvertido 1-0 santista. En una primera jugada Quintero apareció en posición adelantada que el cuerpo arbitral no sancionó. El defensa Darvin Chávez rechazó la pelota la cual regresó en una acción posterior a la ubicación del colombiano que la mandó a las redes.

La ventaja santista se incrementó poco después del medio tiempo. Mares cobró un córner por izquierda y Baloy lo convirtió en el 2-0.

El descuento de los "Rayados" se gestó en un desborde de Jesús Corona. El "Tecatito" escapó por derecha y trazó un servicio al corazón del área. De Nigris llegó preciso a firmar el 2-1 con un remate sobre la marcha.

El 2-2 fue obra de Cardozo. El argentino que ingresó de cambio en la segunda mitad encontró una pelota y la prendió de derecha para empatar los cartones.

La hombrada se consumaría muy cerca del final con un remate de cabeza de De Nigris, a pase de Suazo, para el 3-2.

Ya en tiempo de compensación, el "Chupete" Suazo sepultó a los "Guerreros". El chileno marcó el 4-2 resolviendo una asistencia de Jesús Zavala ante el arco santista ya desprotegido.

str/cl

Publicidad

Publicidad