Publicidad

Ayuda antidrogas de EEUU a Centroamérica ha sido limitada, dice Pérez Molina

Douglas Marín

San José, 4 may (EFE).- El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, afirmó hoy que la cooperación de Estados Unidos a Centroamérica en la lucha contra el narcotráfico ha sido "muy limitada", por lo que valoró positivamente que el mandatario de ese país, Barack Obama, se comprometiera a hacer un mayor esfuerzo.

"Para los diferentes programas de seguridad (establecidos por el SICA) la cooperación internacional nunca llegó y esto incluye a Estados Unidos. La cooperación de Estados Unidos verdaderamente ha sido muy limitada para los grandes esfuerzos que hay que hacer aquí", afirmó el gobernante guatemalteco en una entrevista con Efe en Costa Rica.

Pérez Molina celebró que el viernes, durante la reunión en Costa Rica con los presidentes centroamericanos, Obama se comprometiera a realizar un "esfuerzo mayor" para apoyar programas de la estrategia de seguridad del Sistema de Integración Centroamericana (SICA).

"Él mencionó que está abierto al diálogo sobre esto. Dijo que es un tema que no va a solucionarse de un día para otro, sino que llevará años y lo que valoramos es que haya una apertura para seguir hablando del tema y buscar otras rutas", manifestó Pérez.

Obama declaró el viernes en San José su compromiso con un enfoque "regional" para la lucha antidrogas en Centroamérica que no incluirá una militarización.

"No estoy interesado en militarizar la estrategia contra las drogas", señaló Obama en una conferencia de prensa conjunta con su homóloga de Costa Rica, Laura Chinchilla, con quien tuvo un encuentro bilateral previo a la cita con los mandatarios del SICA.

Sin embargo, Pérez Molina dijo a Efe que "hoy el paradigma mundial es el de la guerra" contra las drogas, y que países como el suyo, donde "las instituciones son rebasadas en alguna situación por el narcotráfico", no tienen más remedio que emplear al Ejército en esa labor.

"Si traducimos los protocolos que están en las Naciones Unidas, se está impulsando la guerra contra las drogas y el prohibicionismo, y lo único que queda es un ataque frontal", expresó el gobernante guatemalteco.

Agregó que Estados Unidos ha realizado en Guatemala y en otros países centroamericanos una "lucha contra las drogas que ha sido prácticamente militar".

Pérez Molina comentó que Centroamérica se ha sentido sola en la lucha contra las drogas en un contexto en el que la región se ubica en medio de los grandes productores de la droga de Suramérica y el gran mercado de consumidores de Norteamérica.

"Mientras el consumo siga en el norte y la producción en el sur, países como los nuestros lamentablemente, van a seguir haciendo esfuerzos, pero tendremos violencia y nos toca poner los muertos", aseguró el presidente.

Agregó que con el enfoque contra las drogas aplicado en las últimas décadas "se captura a un capo y salen dos más a sustituirlo", y que "si se tapa una ruta, vuelven a encontrar una o dos más".

Por ello, apuntó que la solución requiere "un verdadero esfuerzo conjunto en donde en el norte se estén haciendo esfuerzos para bajar el consumo y en el sur para erradicar la producción".

El gobernante guatemalteco insistió en la necesidad de buscar vías alternas para combatir el narcotráfico, en lo que cree que Estados Unidos puede jugar un rol importante.

"Si Estados Unidos está en la lucha por reducir el consumo y realiza campañas preventivas y de educación, ahí sí se empieza a no quedar (la lucha antidrogas) solo en la guerra y la criminalización, sino que se le mira también como un asunto de salud", aseveró.

Sobre la visita de Obama a Costa Rica, Pérez Molina dijo que se le planteó la necesidad de una reforma migratoria y de abrir oportunidades comerciales para que los jóvenes de la región tengan acceso a empleos de calidad y a una mejor calidad de vida que los aleje de la delincuencia y el crimen organizado. EFE

dmm/gf/acb

Publicidad

Publicidad