Publicidad

Correa condiciona regreso de embajador peruano a vuelta de ecuatoriano a Lima

Quito, 4 may (EFE).- El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, dijo que si su embajador en Perú, Rodrigo Riofrío, llamado a consultas por un confuso escándalo en el que estuvo envuelto, no vuelve a Lima como representante del país, no permitirá que el embajador peruano lo haga a Quito.

"Vamos a defender la verdad" y, "si el embajador Rodrigo Riofrío no puede regresar a Lima, con el dolor del alma, el embajador peruano, Javier León, no podrá regresar a Quito", remarcó Correa en su habitual informe de los sábados.

El mandatario ecuatoriano aseguró que Riofrío fue el agredido en un confuso incidente en un supermercado de Lima, donde forcejeó con dos mujeres.

La peruana Cristina Castro denunció a medios de su país que ella y su hija fueron golpeadas por el diplomático debido, supuestamente, a que en el supermercado les atendieron primero a ellas.

Correa aseguró que las pruebas, vídeos y un parte policial, certifican que Riofrío se defendió de la agresión de las dos mujeres, aunque admitió que el diplomático lanzó un puntapié cuando las peruanas atacaban en el piso a una sobrina de él.

El mandatario también criticó a cierta "prensa amarillista" de Perú que ha magnificado el incidente y que, según dijo, ha sido resonada en Ecuador por "cierta prensa vende-Patria".

"Las relaciones con Perú son maravillosas. Qué pena que se deterioren por un altercado del cual no es culpable nuestro embajador", enfatizó Correa al apostillar que preferiría renunciar al cargo que "sacrificar a un inocente".

"La prensa peruana es probablemente peor que la ecuatoriana", opinó Correa al criticar el tratamiento del tema que se ha hecho del incidente en los medios de información de ambos países.

Además, dijo que su decisión de insistir en la permanencia de Riofrío como jefe de la misión diplomática ecuatoriana en Perú, pretende evitar que quede como precedente un incidente de este tipo.

Si se aceptara el pedido de retiro de Riofrío, como ha solicitado Perú, ello podría justificar que en el futuro, alguien en Ecuador atacase, por ejemplo, a un embajador de un país hermano como Colombia y por ello se pida la retirada a Bogotá de aquel diplomático, inventó.

"Absurdo, ridículo, injusto y hasta antiético. Entonces, ¡ya basta!, vamos a defender la verdad y tenga la seguridad pueblo ecuatoriano que haremos lo que tengamos qué hacer", remarcó Correa al insistir en que Riofrío fue agredido, junto a su sobrina, por las dos mujeres que lo han denunciado en programas de televisión.

"Todo nuestro respeto a la mujer peruana, sabemos que eso no es representativo de las bellísimas y maravillosas mujeres peruanas, pero también respeto a la verdad, no podemos por conveniencia política o por agendas politiqueras de alcaldes, etcétera, maltratar la verdad", remarcó Correa.

"Y si por esto pues, lastimosamente, se tiene que afectar las extraordinarias relaciones que tenemos con Perú, qué pena, pero yo no voy a traicionar a la verdad y en base a esa verdad respaldaremos a nuestro embajador", subrayó tras alabar al "amigo" y "extraordinario" diplomático peruano Javier León.

Recordó que los dos embajadores, Riofrío y León, se han retirado de sus misiones ante el llamado a consultas hechas de forma "consensuada" por los dos gobiernos, que mantienen un canal de diálogo directo entre los cancilleres de ambos países.

"Jamás claudicar en cuanto a la verdad, compatriotas", exclamó Correa. EFE

Publicidad

Publicidad