Publicidad

Ministro de Agricultura de Colombia dice a FARC que no sabotea proceso de paz

Bogotá, 4 may (EFE).- El ministro colombiano de Agricultura y Desarrollo Rural, Juan Camilo Restrepo Salazar, dijo hoy que no está busca sabotear los diálogos de paz con las FARC en Cuba y señaló que los rebeldes, al igual que los grupos paramilitares han sido los victimarios.

"Registrar que hubo despojos de tierras por las FARC, como también por paramilitares, no es sabotear la paz; es contribuir a la verdad", aseguró Restrepo a periodistas.

Ayer, en el cierre del octavo ciclo de los diálogos en Cuba, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) criticaron al ministro de Agricultura de Colombia, al hilo de un reciente acto de entrega de tierras supuestamente usurpadas por esa guerrilla en el departamento de Sucre.

Además de negar que las FARC hubieran despojado a los campesinos de esas tierras, la guerrilla advirtió a Restrepo que sus "mentiras" al respecto "ningún aporte hacen a la paz".

El ministro Restrepo insistió en que en el departamento de Sucre, en donde el jueves pasado el Estado devolvió tierras a campesinos, "los victimarios contra los campesinos han sido tanto las FARC como paramilitares".

De otro lado, en un comunicado de la oficina de prensa del Ministerio de Agricultura, Retrepo aseguró que "en las décadas pasadas, en el departamento de Sucre hubo despojos de tierras o abandono forzado de estas por acciones tanto de las FARC como de los paramilitares".

Señala que de las 36.908 reclamaciones recibidas hasta el momento por la Unidad de Restitución de Tierras y según los testimonios de los afectados "el 36 % del despojo o abandono forzado de las tierras, tuvo lugar a manos de la guerrilla, el 33 % a manos de los paramilitares, y el resto fue causado por otros grupos delictuales o actores armados no identificados".

Remata diciendo que la política de restitución de tierras "se continúa aplicando con toda determinación y sin distinguir quién fue el despojador o quién determinó el abandono forzado, puesto que las víctimas son las que recibieron el agravio a manos de la guerrilla, como las que lo recibieron por obra de los paramilitares".

Ayer los negociadores del Gobierno colombiano y las FARC concluyeron en La Habana el octavo ciclo de conversaciones que siguen ancladas en el tema de la tierra, donde hay avances pero ningún resultado concreto. EFE

Publicidad

Publicidad