Publicidad

CE pide a España y otros 10 países que acuerden pronto alcance de tasa Tobin

Bruselas, 7 may (EFE).- El comisario europeo de Fiscalidad y Lucha contra el Fraude, Algirdas Semeta, pidió hoy a los once Estados miembros, entre ellos España, que han decidido adoptar la tasa a las transacciones financieras que acuerden pronto el alcance del gravamen para evitar dudas sobre su viabilidad.

En una comparecencia ante la comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo, Semeta dijo que se están viendo "fortísimas presiones de los oponentes" a la tasa en un momento en el que los Estados miembros se centran en el núcleo del debate, sobre todo en el alcance del gravamen.

"Quiero reafirmar mi convicción en esta tasa esencial y justa y urjo al grupo de once Estados miembros a avanzar hacia un consenso. Tienen que llegar pronto a una solución a fin de evitar cualquier especulación innecesaria sobre el futuro de este proyecto", recalcó el comisario lituano a los eurodiputados.

Poco antes, el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, afirmó en calidad de ministro de Finanzas de Holanda que a su país le interesa la tasa, pero no tal y como está definida actualmente, porque considera que perjudicaría "fuertemente" los fondos de pensiones holandeses.

"No pensamos que sería apropiado tener una tasa a las transacciones financieras sobre estas inversiones de fondos de pensiones y pensamos que los ingresos procedentes de la misma no deberían acabar a nivel europeo, sino beneficiar a las arcas nacionales", indicó en la comisión parlamentaria.

Holanda, agregó, está interesada en este instrumento financiero y está dispuesta a hablar sobre éste, "pero tenemos unas condiciones bastante duras" antes de contemplar la posibilidad de sumarse al grupo de once Estados miembros.

En abril pasado, España y los otros diez países europeos que quieren implantar la tasa a las transacciones financieras expresaron a la Comisión Europea (CE) su preocupación por el efecto negativo que podría tener el gravamen sobre el coste de la financiación de gobiernos y empresas en el mercado de deuda, entre otras dudas.

Fuentes comunitarias explicaron entonces, sin embargo, que la propuesta de la CE excluye las emisiones de deuda en el mercado primario tanto para gobiernos como para empresas, así como las intervenciones de los Estados en el mercado secundario.

Además, alegan, la tasa tan reducida que se aplica a los bonos "no tendría un gran impacto en la deuda a largo plazo".

La CE plantea, al igual que ya hiciera en su propuesta inicial de 2011, gravar con un 0,1 % las transacciones con acciones y bonos, participaciones de fondos de inversión colectiva, acuerdos de recompra y de préstamo de valores y los instrumentos del mercado monetario, y con un 0,01 % las operaciones con derivados.

La CE calcula que el impuesto permitirá recaudar entre 30.000 y 35.000 millones de euros al año y España podría percibir anualmente casi 5.000 millones de euros. EFE

Publicidad

Publicidad