Publicidad

El Consejo empresarial cree que la percepción sobre España está cambiando

Chicago (EE.UU.), 7 may (EFE).- El director del Consejo Empresarial para la Competitividad (CEC), Fernando Casado, aseguró hoy en Estados Unidos que se está produciendo un cambio en la percepción que los inversores extranjeros tienen de España.

Tras presentar en Chicago el informe "España, un país de oportunidades", Casado comentó a Efe que "el principal reflejo de ese cambio es la prima de riesgo".

"El hecho de que la prima de riesgo haya bajado quiere decir que la percepción de la situación ahora no es tan mala como cuando estaba a 600 puntos", manifestó el director del CEC, un centro de estudios que agrupa a diecisiete grandes multinacionales españolas y al Instituto de la Empresa Familiar.

"Nuestro país tiene unas fortalezas importantes y la base suficiente para cambiar de modelo económico y pasar de un modelo basado en la construcción y la demanda interna a otro basado en sectores competitivos y de exportación", agregó.

Durante la conferencia de hoy en Chicago, un centro financiero internacional de primer orden, Casado explicó las razones por las cuales el sector privado español había considerado necesario elaborar el informe y divulgarlo por todo el mundo.

"La percepción que se ha tenido de la economía española ha sido peor de la realidad. Nadie hablaba de las fortalezas", dijo a la audiencia, formada por casi un centenar de directivos y representantes de corporaciones, consultoras, bufetes y entidades de inversión.

Según Casado, "estamos en el momento de un cambio de tendencia" en la evolución de la crisis en España, porque según el informe la recuperación está al llegar, y también en la percepción sobre ella, como refleja la bajada progresiva del diferencial de riesgo de la deuda pública española respecto a la alemana.

Como en las otras tres presentaciones celebradas en EE.UU. (Nueva York, Harvard y Washington DC), el economista Ángel Ubide, miembro del Peterson Institute, desgranó el contenido del informe y aseguró que, "si bien la situación es dura, seguramente lo peor ha quedado atrás".

Ubide destacó especialmente el "tremendo ajuste" del déficit público, el desendeudamiento del sector privado, y el hecho de que las Comunidades Autónomas no hayan suspendido pagos, como algunos vaticinaban, sino que hayan acometido recortes de gastos.

"España está comprometida realmente con el pago de sus deudas", dijo, y comparó esta voluntad política a todos los niveles con las dificultades que encuentran estados federales como EE.UU. para controlar el gasto en los diferentes niveles de su Administración.

En declaraciones a Efe, Ubide apuntó igualmente la novedad que supone el hecho de que el debate sobre la austeridad en Europa esté cambiando.

"A partir de la reunión de primavera del FMI, ha habido un cambio en el tono del debate sobre la necesidad de seguir ajustando las políticas fiscales. Podemos seguir haciendo ajuste fiscal, pero hace falta apoyarlo de otra manera, y ahí es donde ha participado de manera importante la bajada de tipos de interés del BCE (Banco Central Europeo)".

"Esto ha convencido un poco a los inversores, por lo que vemos en el comportamiento de los mercados, de que España se está convirtiendo ya en un país normal, y que, por tanto, cuando la economía está floja, los tipos de interés caen en lugar de subir. Es decir, se comporta de una manera anticíclica, lo que sirve de estabilizador de la economía", explicó.

"De esta manera, en lugar de tener que remar cuesta arriba, si la situación empeora desde el punto de vista del crecimiento, los tipos de interés bajan y eso nos ayuda", añadió.

Ubide es de la opinión de que "las instituciones europeas podrían hacer más. Aun así, la provisión de liquidez ilimitada para dar apoyo a los bancos es algo que el BCE ha hecho regularmente y que ha ayudado a mantener vivo el sistema", reconoció.

Respecto al papel de Europa en la salida de la crisis, Fernando Casado opinó, por su parte, que la unión bancaria avanza más lentamente de lo que sería deseable, "pero aún así va progresando".

"Lleva tiempo. En cuanto la logremos, los problemas que tenemos en el sector financiero se podrán solucionar", confió. EFE

jms-ma/vv

Publicidad

Publicidad