Publicidad

EEUU niega que acusaciones contra Dotcom respondan a intereses de Hollywood

Sídney (Australia), 9 may (EFE).- El fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, negó que el proceso para juzgar al fundador del clausurado portal Megaupload, Kim Dotcom, por la supuesta violación a los derechos de autor esté supeditado a los intereses de los grandes magnates de Hollywood, publicó hoy la prensa neozelandesa.

Dotcom asegura que las acusaciones en su contra se realizaron poco después de que el exsenador Chris Dodd, quien dirige la Asociación del Cine de EEUU (MPAA), amenazara con retener las donaciones para la reelección de Barak Obama en 2012 si no actuaba contra las amenazas que percibía Hollywood a sus derechos de autor.

Holder, quien se encuentra esta semana en la ciudad de Auckland para una reunión internacional de fiscales, dijo al diario "New Zealand Herald" que "todas las acciones" adoptadas por su país en conexión con este y otros casos "han sido acordes con nuestras prioridades para luchar contra el robo de la propiedad intelectual".

Por lo tanto, el proceso contra Dotcom "no ha sido abordado de forma diferente" y éste como otros casos similares se han apoyado "en los hechos y en la ley y nada más", acotó Holder, quien comentó que dialogó durante su visita a Nueva Zelanda sobre el caso Dotcom con su homólogo neozelandés, Chris Finlayson.

Los abogados de Dotcom, quien espera en libertad condicional en Nueva Zelanda el inicio del proceso de extradición, aseguraron ayer que éste ha sido acusado penalmente por acciones realizadas por los usuarios de Megaupload, mientras las acciones del informático son consideradas como violaciones secundarias a los derechos de autor.

Para los letrados de Dotcom, la ley de EE.UU. establece responsabilidades civiles y penales por la violación a los derechos de autor, pero no incluye "responsabilidades por infracciones cometidas por terceros", en alusión a los usuarios de Megaupload que subieron al portal de almacenamiento material pirateado.

Asimismo, Holder aseguró al "New Zealand Herald" que la peitición de extradición por Estados Unidos "está todavía viva" y confió en el éxito de la solicitud al destacar que su país tiene "un tratado de extradición vibrante y efectivo" con Nueva Zelanda.

Dotcom fue detenido junto a otros tres ejecutivos de Megaupload en enero de 2012 en la mansión que alquilaba a las afueras de Auckland, como parte de un vasto operativo orquestado por el FBI estadounidense, que incluyó el cierre del portal, la confiscación de sus bienes y congelación de sus cuentas, así como otras detenciones en Europa.

Tras ese operativo se inició un proceso legal que se ha complicado cada vez más hasta el punto de retrasar varias veces el inicio del juicio de extradición y ha estado teñido por el escándalo en torno al espionaje ilegal a Dotcom por parte de la Inteligencia neozelandesa antes del operativo, que además fue realizado con una orden policial declarada ilegal. EFE

Publicidad

Publicidad