Publicidad

España condecora y otorga nacionalidad a excanciller colombiana Noemí Sanín

Bogotá, 8 may (EFE).- La exministra colombiana de Relaciones Exteriores Noemí Sanín recibe hoy en Bogotá la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica de manos del Gobierno de España, que además le concede la nacionalidad por sus méritos como embajadora en Madrid entre 2002 y 2007.

"Es un compromiso más con España, voy a ser española por amor", declaró Sanín a Efe con motivo de este reconocimiento, al remarcar que "el lazo de unión entre todos los latinoamericanos es España".

La decisión de otorgar tal distinción a la que ha sido en tres ocasiones candidata a la Presidencia de Colombia, además de ministra de Comunicaciones (1982-1986) y de Exteriores (1990-1994), se fundamenta en que España reconoció al país suramericano como socio prioritario en los años en que fue embajadora en Madrid.

El embajador de España en Colombia, Nicolás Martín Cinto, quien le hará entrega de la Real Orden de Isabel la Católica, afirmó en declaraciones a Efe que en ese periodo "las relaciones entre los dos países tuvieron un despegue que se ha mantenido a lo largo de los últimos años".

"Yo trabajé mucho por la inversión, nunca antes hubo más inversión española en Colombia", expresó Sanín, por su lado, al recordar que en esa etapa, además, "los principales intelectuales, escritores y artistas colombianos tuvieron presencia allí".

Otro de sus cometidos fue afrontar la situación de una gran población de colombianos emigrantes, en lo que trabajó, junto al Gobierno español, para dotarles de "legalidad y dignidad", explicó.

"España fue generosa con nuestros migrantes, conseguimos acuerdos de doble tributación, de inversión, en materia pensional; conseguimos que España reconociera a Colombia como un país estratégico", apuntó la exjefa de la diplomacia colombiana.

Sobre la actual crisis en España, Sanín afirmó que este país "fue hospitalario en sus momentos de bonanza económica", por eso instó a que ahora sea correspondido en los mismos términos.

"En Colombia teníamos problemas de servicios públicos muy grandes, en temas de agua y luz, y la llegada de los españoles fue una solución. La responsabilidad social de los españoles es muy grande", indicó.

Pero hoy "Colombia tiene una situación bastante favorable, como la tuvo España" y, en ese sentido, reconoció que un gran número de empresas y jóvenes españoles buscan oportunidades en su país.

Aunque consideró que "es triste" que los Estados pierdan capital humano a causa de las crisis económicas, la también exembajadora en Venezuela y el Reino Unido se mostró convencida de que "cuando se pierde un migrante se enriquece mucho al otro país".

Esta política colombiana, quien confesó a Efe que ya se "ha divorciado de la política", afirmó que su "gran maestro" en materia diplomática fue el fallecido exministro español de Asuntos Exteriores Francisco Fernández Ordoñez. EFE

erm-agp/vv

Publicidad

Publicidad