Publicidad

Brasil construirá plantas de fertilizantes y coque verde en Venezuela

Brasilia, 9 may (EFE).- Dos compañías brasileñas instalarán sendas plantas de fertilizantes y de coque verde en Venezuela, anunciaron hoy los presidentes de Brasil, Dilma Rousseff, y Venezuela, Nicolás Maduro.

La planta de coque verde será un proyecto de la petroquímica brasileña Braském y estará destinada a la exportación de este combustible a Brasil, según dijo Maduro en un pronunciamiento a la prensa al lado de Rousseff.

La constructora Odebretch será responsable por la otra fábrica, que tendrá capacidad para procesar 1,5 toneladas de urea, una cantidad que le permitirá a Venezuela dar un "salto gigantesco" en el sector de los fertilizantes, en palabras de Maduro.

Estos acuerdos firmados hoy fueron discutidos en la última reunión del fallecido presidente Hugo Chávez con su homóloga brasileña, según Maduro.

Las inversiones se enmarcan en el plan de Venezuela de realizar una "revolución agroalimentaria" para convertir al país caribeño en una "potencia exportadora de alimentos".

Maduro dijo que pidió "más apoyo" de Brasil para adoptar técnicas de planificación, de desarrollo de cultivos y de riego, entre otras, para mejorar la producción agrícola del país caribeño.

Rousseff manifestó la disposición de su país de expandir las relaciones comerciales y de buscar "más equilibrio" en ese intercambio, que actualmente es netamente favorable a Brasil.

Asimismo, reiteró su compromiso en consolidar la colaboración en proyectos existentes en las áreas de petróleo, electricidad, agricultura y vivienda y aseguró que discutieron trabajar en otros sectores como suministro energético, abastecimiento y seguridad alimentaria.

Al margen de los temas económicos, Maduro dijo que Venezuela y Brasil decidieron colaborar en un proyecto de formación de oficiales militares, a la vez que abogó por fortalecer el Consejo de Defensa Suramericano.

En el plano político, Rousseff consideró como un hecho "histórico" el que Venezuela vaya a asumir la presidencia pro témpore del Mercosur en el segundo semestre de este año.

La incorporación de Venezuela al bloque regional "permitirá vivir un segundo ciclo de expansión y de integración de cadenas productivas" que beneficiará principalmente al norte y noreste de Brasil y al sur venezolano, según Rousseff.

La mandataria brasileña aseveró que Suramérica "camina hacia la integración y sobre todo en el fortalecimiento democrático".

Maduro dijo que cuando Venezuela asuma la presidencia del Mercosur, aportará "la visión de fortalecimiento y ampliación" del bloque, del que también forman parte Argentina, Uruguay y Paraguay, país que está suspendido desde la destitución del entonces presidente Fernando Lugo el pasado junio.

El líder bolivariano también se comprometió a mantener encuentros periódicos, "como mínimo" semestrales, con Rousseff, siguiendo el ejemplo de Chávez y el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, que realizaban visitas trimestrales.

Al final de la reunión, Maduro le regaló a Rousseff una fotografía enmarcada de Chávez, vestido de militar y con una boina roja, y después se despidieron con un abrazo. EFE

mp/jrh

Publicidad

Publicidad