Publicidad

El Parlamento prepara la aprobación de un nuevo cuerpo policial en Honduras

Tegucigalpa, 9 may (EFE).- El Parlamento de Honduras, de mayoría oficialista, prevé aprobar la próxima semana una ley para crear un nuevo cuerpo policial, que según la oposición vendría a militarizar la Policía Nacional, informó hoy una fuente legislativa.

El proyecto de ley, cuyo dictamen fue aprobado anoche, creará la Tropa de Inteligencia y Grupos de Respuesta Especial de Seguridad (TIGRES), que será una "fuerza de reacción rápida", señaló el presidente del Parlamento, el oficialista Juan Hernández, durante la presentación de la iniciativa.

Uno de los vicepresidentes del Parlamento, Marvin Ponce, dijo a Efe que el dictamen del proyecto de ley "ya pasó su primer debate" y se "prevé que podría ser aprobado en segundo debate la próxima semana", por la vía de la mayoría calificada (dos tercios del pleno).

Ponce, quien es diputado del minoritario y opositor Partido Unificación Democrática, dijo que el trasfondo del nuevo cuerpo de seguridad "es remilitarizar la Policía Nacional y seguir militarizando a la sociedad hondureña".

"Al crear un cuerpo policial de elite lo que se pretende es militarizar la Policía Nacional, se debe intervenir esa institución, pero no bajo esos esquemas", subrayó el vicepresidente del Legislativo.

En abril pasado, el Gobierno hondureño prorrogó por diez meses más la permanencia de militares en operativos conjuntos con la Policía, en un intento por contener la violencia en el país.

Ponce subrayó que los promotores de la iniciativa "están aprovechando la política de inseguridad que hay en el país, para que se aprueben este tipo de proyecto".

La iniciativa fue presentada en julio de 2012 por el presidente del Parlamento, quien entonces nombró una comisión de estudio de la iniciativa, pero el dictámen no se presentó hasta este miércoles.

Según la información oficial, los miembros de la Tropa de Inteligencia y Grupos de Respuesta Especial de Seguridad (TIGRES) permanecerán en cuarteles militares, pero estarán bajo el mando de la Secretaría de Seguridad.

Los aspirantes a formar parte de ese cuerpo policial deberán tener entre 18 y 22 años y "deberán aprobar cinco pruebas de confianza: polígrafo, psicométricas, toxicológicas, la comparación de los sueldos con los patrimonios y su desempeño y rendimiento", señaló el presidente del Legislativo.

El Gobierno del presidente hondureño, Porfirio Lobo, ha tratado de frenar la criminalidad que causa a diario una veintena de muertos, a través de diferentes operaciones del Ejército y la Policía, e incluso impulsa una depuración de esta última.

La Policía de Honduras está en proceso de depuración desde noviembre de 2011 debido a la implicación de agentes y oficiales en delitos como asesinatos, narcotráfico, extorsión, secuestros y robo de vehículos, entre otros. EFE

Publicidad

Publicidad