Publicidad

Hagel dice EE.UU. es consciente de consecuencias de inacción militar en Siria

Washington, 9 may (EFE).- El secretario de Defensa de EE.UU., Chuck Hagel, aseguró hoy que EE.UU. es consciente tanto de las consecuencias de tomar medidas militares respecto a Siria como de no hacerlo, mientras la violencia sectaria en el país "se intensifica".

En un discurso en el Instituto de Washington para la Política en Oriente Próximo, Hagel aseguró que el Gobierno de Barack Obama aún está "evaluando" las cuestiones de "cuando, quién y cómo" utilizó las armas químicas que, según anunció él mismo hace dos semanas, se han empleado en Siria.

"Hay que responder a todas las preguntas antes de ejercer cualquiera de las opciones que tiene el presidente. Cuando uno toma acción, siempre hay que tener en cuenta la realidad y aceptar que de ello pueden salir consecuencias no intencionadas. Lo mismo pasa con las consecuencias no intencionadas de la inacción", indicó Hagel.

"Sabemos de lo que estamos hablando y estamos enfrentando los hechos", agregó.

Obama marcó hace meses el posible uso de armas químicas como una "línea roja" que le haría reconsiderar la opción militar, pero la semana pasada pidió cautela y aseguró que esperará a tener a mano "los hechos" precisos al respecto antes de tomar una decisión.

Hagel, por su parte, reconoció el pasado jueves que Estados Unidos está reconsiderando su oposición a proporcionar armamento a los rebeldes que combaten al régimen de Bashar Al Assad.

"El conflicto en Siria se está intensificando y convirtiéndose en más sectario. Las posibilidades de fragmentación del Estado están aumentando, al igual que los riesgos de extremismo y proliferación", alertó hoy Hagel.

En un análisis de la situación en todo Oriente Próximo, el jefe del Pentágono concluyó que "la mejor esperanza para la estabilidad a largo plazo en la región depende de que países como Egipto, Libia y Siria hagan transiciones a la democracia, con instituciones fuertes".

En ese escenario, la mayoría de las soluciones que se necesitan "son políticas, no militares", y Estados Unidos debe "seguir comprometido de forma sabia", lo que implica "ver claramente" sus "intereses" y sus "limitaciones en una región contradictoria pero llena de esperanza".

Respecto a Egipto, Hagel recordó que durante su gira por la región el mes pasado aconsejó al presidente Mohamed Mursi "hacer progresos en las reformas políticas y económicas", algo clave para "asegurarse de que Estados Unidos mantiene su apoyo" militar, dadas "las preocupaciones del Congreso" estadounidense respecto al país. EFE

Publicidad

Publicidad