Publicidad

Irán repatría embajador en Chipre en protesta por extradición de iraní a EEUU

Nicosia, 10 may (EFE).- Irán ha llamado a consultas a su embajador en Chipre, Ali Akbar Rezaei, en protesta por la extradición a Estados Unidos de un ciudadano iraní que se encontraba en la isla mediterránea, confirmó hoy el portavoz del Gobierno chipriota, Jristos Stylianidis, en declaraciones a la prensa.

La extradición del iraní, sobre el que pesaban acusaciones de compra y envío a Irán de materiales prohibidos por las sanciones y embargos contra la República Islámica, fue dictaminada por un tribunal chipriota hace unas dos semanas

"La extradición del iraní se hizo según los procedimientos legales de la República de Chipre" indicó Stylianidis, quien justificó la actuación de su país en que Chipre "es un estado de derecho que tiene que cumplir con sus obligaciones a nivel internacional, europeo e interno".

Asimismo, el portavoz chipriota expresó su confianza en que la cuestión de la llamada a consultas del embajador iraní se "alivie" a través la vía diplomática y subrayó que Nicosia no desearía que este episodio empañe las relaciones entre ambos países.

Uno de los factores que contribuyó a la crisis de Chipre fue una deflagración en la base naval Evangelos Florakis el 11 de julio de 2011 que provocó la detonación de 98 contenedores cargados de explosivos.

La explosión, que provocó la muerte de trece personas y dañó fatalmente la principal central eléctrica del país, hizo estallar la ira popular, pues reparar el estropicio costó al Estado chipriota al menos el 10 % de su PIB, lo que obligó al Ejecutivo a iniciar severos recortes presupuestarios para tratar de contener el aumento del déficit.

Los explosivos habían sido incautados a un barco ruso de bandera chipriota que los transportaba entre Irán y Siria y habían sido almacenados a pleno sol durante más de dos años pues el Gobierno chipriota se negó a entregarlos a EEUU, como requería Washington, por miedo a enfadar a la vecina Siria. EFE

Publicidad

Publicidad