Publicidad

El papa Francisco y el presidente Santos hablaron a solas durante 15 minutos

Ciudad del Vaticano, 13 may (EFE).- El papa Francisco recibió hoy en audiencia en el Vaticano al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, con quien habló a solas durante 15 minutos, un día después de que el mandatario asistiera en la plaza de San Pedro a la proclamación de la primera santa de su país, Laura Montoya.

Francisco recibió a Santos en la Sala del Tronetto, anexa a la Biblioteca Privada, lugar del encuentro, y le fue presentado por el Prefecto de la Casa Pontificia, el arzobispo Georg Ganswein, con un: "Santidad, el presidente de Colombia".

Santos le dijo: "Encantado de estar aquí" y el papa le respondió: "mucho gusto".

Después pasaron a la Biblioteca privada, donde se sentaron uno frente a otro delante de la mesa. En los primeros momentos de la audiencia Santos le dijo al papa que en Colombia "han apreciado sus palabras y plegarias por la situación del país y por la paz", pronunciadas ayer tras la ceremonia de canonización de la religiosa Laura Montoya.

Después se cerró la puerta de la Biblioteca y prosiguieron la conversación a solas.

Concluida la audiencia, entró en la sala el séquito presidencial, compuesto por once personas, del que formaron parte la canciller, María Ángeles Holguín; el alcalde de Medellín, Anibal Gavidia; el jefe de prensa presidencial, Otto Gutiérrez, y el embajador de Colombia ante la Santa Sede, Germán Cardona Gutiérrez.

Tras las presentaciones, Santos le regaló al papa una edición especial de la novela "Cien Años de Soledad", de Gabriel García Márquez, con un grabado original de los que aparecen en el libro.

Francisco le dio las gracias y le dijo: "Un libro con el que he disfrutado mucho!.

También le regaló un imagen en cerámica de la Virgen, hecha por artesanos de la región colombiana de Raquira.

El papa obsequio a Santos con tres medallas del pontificado y entregó personalmente y bendijo un rosario a cada uno de los miembros del séquito.

Juan Manuel Santos llego al Vaticano a las 10.50 horas local (08.50 GMT). La comitiva presidencial, formada por siete automóviles, entró por la plaza de San Pedro y el Arco de las Campanas, reservado a jefes de Estado y de Gobierno.

En el patio de San Dámaso le rindió honores un piquete de la Guardia Suiza y fue recibido por el prefecto de la Casa Pontificia, el arzobispo Georg Ganswein, que es también secretario privado del papa emérito Benedicto XVI.

Francisco ya había saludado ayer a Santos tras la ceremonia de canonizaciones, la primera de su pontificado, en la que proclamó 802 nuevos santos: Laura Montoya, la monja mexicana Madre Lupita y 800 mártires italianos asesinados en 1480 a manos de los otomanos por negarse a renegar de la fe católica y abrazar la musulmana.

El pontífice dijo, según afirmó Santos en una nota publicada en la página web de la presidencia de la República, que sus oraciones "estaban con Colombia, con la paz de Colombia".

"Y mañana nos vamos a ver en una cita privada. Por eso me dijo que mañana discutiríamos ya en profundidad este aspecto de lo que está sucediendo en Colombia y cómo la Iglesia nos puede ayudar", precisó. EFE

Publicidad

Publicidad