Publicidad

México: escepticismo ante alerta por posible erupción de volcán Popocatépetl

Autoridades de México decidieron elevar este domingo el nivel de alerta ante una posible erupción del volcán Popocatépetl, localizado a unos 55 km de la capital mexicana, mientras habitantes de los pueblos aledaños al coloso se muestran tranquilos y desdeñan las medidas oficiales.

El gobierno del estado de Puebla (centro), donde se localiza el volcán, anunció a través de un comunicado que decidió "cambiar el semáforo volcánico a Amarillo Fase Tres", una etapa anterior a la evacuación preventiva, por recomendación del Comité Asesor del Centro Nacional de Prevención de Desastres.

El Popocatépetl, mejor conocido como "Don Goyo" por los lugareños, ha venido registrando desde hace dos semanas explosiones, episodios de tremor y exhalaciones con fragmentos incandescentes. Esto provocó que una capa de cenizas cubriera al vecino pueblo de Santiago Xalitzintla, donde hace unos días se desplegó el ejército.

"Ya ha habido peores (episodios) y no pasa nada. Luego hace un ruido refuerte, como si chillara, pero se calma al tercer día (...) ¿Para qué tanto militar? Si Dios quiere, aquí nos quedamos todos, ni tiempo de salir nos va a dar", opinó para la AFP Amelia Polito, habitante de esa zona catalogada como de riesgo.

Según los expertos, el volcán de 5.452 metros de altura, la segunda cúspide más alta de México, podría ahora registrar explosiones moderadas a extremas, crecimiento del domo, así como posible expulsión de lava y lluvias de ceniza, por lo que las autoridades restringieron el paso a menos de 12 km del cráter.

El gobierno de Puebla solicitó a la población mantener la calma, ya que en la alerta Amarillo Fase Tres "no hay necesidad de realizar evacuaciones de la población".

Hugo Delgado, investigador del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México, estimó para radio Formato 21 que la probabilidad de una gran explosión es "relativamente baja".

El científico explicó que el volcán Pinatubo, en Filipinas, emitió 17 megatoneladas de dióxido de azufre en un sólo día, cuando en 1991 registró una de las erupciones más violentas del siglo XX, la misma cantidad de dióxido de azufre que el Popocatépetl ha emitido en el transcurso de nueve años.

Abel Merino, habitante de Santiago Xalitzintla, coincide a su manera con el geofísico: "No sé por qué tanto mitote (sobresalto), 'Don Goyo' no hace nada. Sí se echó sus cigarritos en la semana, pero no va a pasar nada (...) Apenas hace como diez días le subimos su ofrenda y nos está agradeciendo, nada más".

Durante un recorrido por la zona, Marco Antonio Barrón, máxima autoridad militar en la zona, explicó que unos 120 soldados patrullan la región, pero que en caso de evacuación preventiva (Alerta Roja Fase 1), unos 600 efectivos ayudarían a los 11.000 pobladores que serían desplazados a los 655 albergues temporales de Puebla.

La última vez que "Don Goyo" tuvo actividad de importancia sin provocar daños, fue en abril del año pasado, cuando sólo el día 25 de ese mes se registraron 25 exhalaciones y dos horas de tremor espasmódico, que produjeron emisiones de gases y cenizas que alcanzaron una altura de 1 km.

Durante cuatro meses a partir de entonces, se instaló la alerta Amarillo Fase Tres, que luego disminuyó a Fase Dos.

Pero en diciembre de 2000, el coloso registró un episodio de erupción significativa, lo que provocó la evacuación de las comunidades aledañas.

La primera cúspide de México es el volcán Citlaltépetl, vecino del Popocatépetl, que colinda con los estados de Puebla, Morelos y Estado de México (centro). Unos 4,5 millones de personas viven en 50 km a la redonda, y de ellas unas 650.000 en zonas consideradas de alto riesgo.

str-yo/hov

Publicidad

Publicidad