Publicidad

Oficialismo controla Asamblea de Ecuador empeñado en profundizar "revolución"

Quito, 14 may (EFE).- La Asamblea Nacional de Ecuador inauguró hoy una nueva legislatura dominada por una contundente mayoría oficialista empeñada en profundizar la "revolución ciudadana" que encabeza el presidente Rafael Correa.

Durante la sesión inaugural y con 107 votos, la asambleísta Gabriela Rivadeneira, del movimiento oficialista Alianza País, fue designada presidenta de la Asamblea Nacional, el parlamento unicameral, para los próximos dos años.

"Hoy inauguramos una nueva etapa en la historia de Ecuador", dijo Rivadeneira, de 29 años, en un discurso en el que se centró en los logros del Gobierno, el peso de Ecuador y de Latinoamérica en el mundo actual y las críticas al neoliberalismo.

Las dos vicepresidencias de la Asamblea también estarán a cargo de mujeres y oficialistas, Rossana Alvarado y Marcela Aguiñaga.

Solo una treintena de los 137 asambleístas en esta legislatura no son de Alianza País o respaldan al movimiento oficialista, por lo que el Gobierno no tendrá dificultades para sacar adelante sus proyectos, como la polémica Ley de Comunicación, que es vista por algunos sectores como una "mordaza" a la prensa.

También están pendientes de aprobación la ley de Recursos Hídricos y la Ley de Tierras.

Uno de los proyectos que el oficialismo considera prioritarios para el debate en la Asamblea es el nuevo Código Penal, que en la anterior legislatura llegó sólo a superar un primer debate.

Desde las reducidas filas de la oposición se hicieron llamamientos en esta jornada inaugural para que se escuche también la voz de las minorías y el oficialismo no caiga en la tentación de no apegarse a las leyes por la fuerza del número de sus legisladores.

"Nuestro país y nuestro continente están siendo el ejemplo para el mundo. En medio de una crisis civilizatoria, América Latina se está convirtiendo en el reservorio global de la esperanza", dijo Rivadeneira.

Al criticar el neoliberalismo, señaló que Latinoamérica "está demostrando" que la construcción de "otro mundo es posible" y apuntó que Ecuador desde hace seis años ha abierto las puertas hacia el "socialismo del buen vivir".

"No podemos dar marcha atrás, tenemos que seguir trabajando intensamente para lograr las grandes transformaciones que todavía requiere Ecuador", apuntó al indicar que la actual Asamblea debe estar en sintonía con el pueblo.

Para ella, profundizar la "revolución ciudadana", implica "radicalizar la democracia" y llevar a cada rincón del país avances en infraestructura y una "gran cultura de la participación"

El legislador opositor Luis Fernando Torres reconoció la abrumadora mayoría del oficialismo, que será decisiva al momento de aprobar leyes, pero recordó que la democracia implica también el respeto a los grupos minoritarios.

Torres, además, dijo que la oposición, promoverá una gestión de iniciativas en favor del pueblo y sus libertades.

De su lado, la asambleísta Lourdes Tibán, del movimiento indígena Pachakutik, en la oposición, pidió que en la Ley de Comunicación se garantice la libertad de expresión.

Tibán también pidió al oficialismo apegarse a las leyes y dejar la tentación de actuar por la fuerza del número.

En la sesión inaugural también se eligió a Virgilio Hernández y Rocío Valarezo como vocales del Consejo de Administración Legislativa (CAL).

También se designó a Libia Rivas como secretaria de la Asamblea y a Cristian Proaño como pro-secretario.

La designación de autoridades parlamentarias ocurre diez días antes de la ceremonia de investidura para su nuevo mandato de cuatro años del presidente ecuatoriano, Rafael Correa, reelegido en los comicios del pasado 17 de febrero, cuando además alcanzó la mayoría de escaños en el Legislativo.

La AN está compuesta por 15 legisladores de circunscripción nacional, seis por el exterior (Estados Unidos y Canadá; Europa, Asia y Oceanía; y, América Latina, el Caribe y África) y 116 por las 24 provincias del país. EFE

sm/fa/ar

Publicidad

Publicidad