Publicidad

Un decaído México dispuesto a dar batalla en la Copa Confederaciones

Con la prioridad de resolver la complicada clasificación al Mundial de Brasil-2014, la selección de fútbol de México aspira a dar la sorpresa y alzar su segundo título en la Copa Confederaciones de 2013 que se disputa desde el 15 de junio en Brasil.

Encuadrado en el complicado Grupo A, el Tricolor arrancará el torneo el 16 de junio ante la subcampeona europea, Italia, en Rio de Janeiro. Posteriormente jugará el 19 ante la anfitriona Brasil en Fortaleza y el 22 contra Japón en Belo Horizonte.

El equipo que dirige José Manuel de la Torre llega a su habitual cita con la Copa Confederaciones -ha disputado cinco de las ocho ediciones previas- con la ilusión de repetir el éxito de su victoria de 1999, cuando venció en la final 4-3 al Brasil de Ronaldinho Gaúcho comandado por el delantero Cuauhtémoc Blanco y por el zaguero Rafael Márquez.

En este torneo, México lucirá a un joven y conjuntado grupo que lidera un puñado de jugadores que militan en Europa, como Javier 'Chicharito' Hernández (Manchester United, Inglaterra) o Giovani dos Santos (Mallorca, España), que no acaba de carburar en las eliminatorias a Brasil-2014.

Con tres puntos cosechados en igual cantidad de partidos, México se encuentra en el quinto puesto del hexagonal final de las eliminatorias de la Concacaf, que otorga tres plazas directas y una al repechaje.

La principal preocupación de la escuadra del 'Chepo' de la Torre es la poca claridad ofensiva y la falta de puntería que ha exhibido el equipo en esos tres partidos, de los cuales en dos se fue sin ver puerta.

"México no encuentra un estilo de juego definido. Es un equipo liviano que entiende el juego a mucha velocidad. El rival lo ha visto y le cierra los circuitos", diagnosticó para la AFP Luis García, exjugador internacional y actual analista de la cadena TV Azteca.

El exariete del Atlético de Madrid español cree que México necesita "creatividad y variantes ofensivas" para no depender tanto del juego de contragolpe.

Para ello, el analista considera clave un eventual regreso del delantero Carlos Vela (Real Sociedad, España) -alejado de la selección desde 2011 tras algunos problemas disciplinarios- y cree que el 'Chepo' ya ha pactado con la joven figura su incorporación a la Confederaciones.

Esta semana, el seleccionador no quiso comentar esta posibilidad ni dar ninguna pista de los jugadores a los que llamará para el torneo, aunque recalcó que la clasificación para Brasil-2014 es un objetivo mayor que conquistar la Copa Confederaciones.

El técnico cuenta con que el 'Chicharito' mantenga la senda del gol con el Tricolor pese a la poca actividad que ha tenido esta temporada en el Manchester United y las dudas sobre su situación en el club tras la retirada del timonel Alex Ferguson.

A la espera de su oportunidad estará el goleador Oribe Peralta (Santos Laguna), la gran figura del triunfo de México en la final de los pasados Juegos Olímpicos de Londres-2012 ante Brasil.

Como escuderos ofensivos se perfilan el mediapunta Giovani dos Santos, a quien se demanda una mayor jerarquía en la selección, y los volantes Andrés Guardado (Valencia, España) y Javier Aquino (Villareal, España), que no han generado el desequilibrio que se espera en los costados.

En el centro del campo, De la Torre ha contado con el veterano Carlos Salcido (Tigres), Jesús Zavala (Monterrey) y Héctor Herrera (Pachuca).

Sin embargo, la línea que mejor ha rendido en los últimos partidos ha sido la zaga, formada por el lateral derecho Severo Meza (Monterrey), los centrales Francisco Javier Rodríguez (América) y Héctor Moreno (Espanyol de España), así como por el lateral izquierdo Jorge Torres Nilo (Tigres).

En el arco, la pelea está entre Guillermo Ochoa (Ajaccio de Francia) y Jesús Corona (Cruz Azul), que se han alternado en la eliminatoria mundialista.

"Es un grupo alegre que no tiene miedo. Ahí está la gran posibilidad de México, que ha dejado atrás etapas donde se asustaban y jugaban con dudas", sostiene Luis García.

Antes de arrancar la Copa Confederaciones, a México le espera un cargado calendario con un amistoso ante Nigeria (31 de mayo) y tres partidos clave de eliminatorias en una misma semana ante Jamaica (4 de junio), Panamá (7 de junio) y Costa Rica (11 de junio).

Estos compromisos pueden servir para afianzar el estilo de juego que quiere imponer el 'Chepo', cuya continuidad en el cargo ha tenido que ser ratificada por la Federación Mexicana de Fútbol ante las críticas recibidas por la reciente racha de mediocres resultados.

Para Luis García, el extécnico de las Chivas de Guadalajara y el Toluca "ha hecho una grandísima labor en este año y medio que lleva. Esto era un caos, un desorden, no había disciplina ni autoridad".

"El 'Chepo' mantiene el crédito. Solo le está faltando algunas alternativas, que el equipo se salga del guión", apunta el analista.

str/gbv/rs

Publicidad

Publicidad