Publicidad

Unos 60 heridos, cinco de gravedad, por choque de trenes suburbanos en EEUU

Unas 60 personas resultaron heridas, cinco de ellas de gravedad, a raíz del choque de dos trenes suburbanos el viernes por la tarde en Connecticut (noreste de Estados Unidos), indicó el gobernador de ese estado.

El accidente tuvo lugar cerca de la ciudad de Bridgeport (unos 100 km al noreste de Nueva York) alrededor de las 18H00 locales (22H00 GMT), señaló a la AFP un vocero de la compañía Metro-North, que sirve la región al norte de la Gran Manzana.

La colisión dejó un saldo de 60 heridos, cinco de ellos de gravedad, de los cuales uno en estado muy crítico, según la oficina del gobernador de Connecticut, Dan Malloy.

"Sesenta personas han sido trasladadas al hospital. Hay cinco personas en condición crítica, una de ellas en estado muy crítico", indicó la oficina de Malloy a través de Twitter.

Poco antes, el vocero de la compañía ferroviaria había indicado a la AFP que había "unas 50 personas heridas", de las cuales cuatro con "heridas graves o críticas".

El choque involucró a un tren que se dirigía hacia Nueva York y otro que iba hacia New Haven. Uno de los trenes descarriló e impactó en el que marchaba en dirección contraria, señaló el vocero.

"Un tren en dirección este descarriló y colisionó con el tren en dirección oeste. Ambos trenes estaban en servicio. No tenemos elementos sobre las razones", explicó.

El gobernador Malloy se trasladó al lugar para ponerse al tanto de la situación.

"Es un incidente muy serio", afirmó Malloy en una conferencia de prensa retransmitida por la televisión. "No tenemos razones para creer que esto no haya sido un accidente", agregó.

"Estamos más preocupados por los heridos que por la reapertura de la línea", continuó.

Alex Cohen, un pasajero del tren impactado por el convoy que descarriló, afirmó al canal NBC que fueron "sacudidos" por el impacto y que los servicios de emergencia tuvieron que romper una ventana para sacar a la gente de su vagón.

"La gente estaba gritando, estaba realmente nerviosa. Fuimos bastante sacudidos. Tuvieron que romper una ventana para sacarnos", dijo este pasajero de origen canadiense.

Además de provocar la suspensión del servicio en esa línea, el accidente también forzó la interrupción de los trenes Amtrak entre Nueva York y Boston (Massachusetts, noreste).

El tramo entre South Norwalk y Bridgeport en el cual tuvo lugar el choque no podrá ser utilizado al menos hasta el lunes, informó la oficina del gobernador.

El accidente tuvo lugar en un tramo que se encuentra en reparación, por lo que solo hay disponibles dos de las cuatro vías férreas.

La compañía organizó un servicio especial de autobuses para los pasajeros que no resultaron heridos en el accidente.

La línea Metro-North es la segunda línea suburbana más grande de Estados Unidos y transporta unos 280.000 pasajeros diarios de lunes a viernes, según datos de la compañía.

mar/hov

Publicidad

Publicidad