Publicidad

Maturana dice que llegada de Pekerman a Colombia es un "salto de calidad"

Bogotá, 19 may (EFE).- El exseleccionador colombiano Francisco Maturana calificó la llegada del técnico argentino José Néstor Pekerman a la selección de Colombia hace un año y medio como un "salto de calidad" que le otorga independencia al entrenador.

Maturana hizo esta afirmación en una larga entrevista reproducida hoy por el diario El Tiempo, en la que dio un repaso de su recorrido por el fútbol, achacó a las lesiones su frustrada campaña en el banco del Atlético de Madrid y hasta reveló que 'el milagro' de Radomic Antic le hizo romper su contrato con el Real Madrid.

Quien fuera seleccionador de Colombia entre 1989 y 1994, periodo en el que el combinado local consiguió su mejor clasificación en el Mundial de Italia de 1990 y en el de Estados Unidos en 1994, y entre 2001 y 2003, dijo: "Es bueno que haya venido Néstor, puso una distancia".

"Antes el técnico estaba hipotecado a recibir llamadas que había que contestar. Hoy hay un salto de calidad. No sé si a (Hernán Darío) 'Bolillo' Gómez, por ejemplo, le hubieran aceptado todo un equipo como el que trajo él (Pekerman)", señaló el estratega.

En su opinión, la actual selección colombiana tiene un "entorno calificado" para clasificarse al Mundial de Brasil 2014, pues se trata de un equipo compacto.

"Ya son más amigos que nunca, ya han sufrido, ya han llorado juntos, ya alcanzaron la madurez. No se puede triunfar sin un entorno calificado y ahora lo hay", matizó.

El ex seleccionador de Colombia, Ecuador, Perú, Costa Rica y Trinidad y Tobago, y extécnico de equipos como el Valladolid y el Atlético de Madrid, tiene claro que el secreto está en "la historia", como le recomendó antes del campeonato de 1990 el alemán Franz Beckembauer.

"Les pregunté a Menotti, a Bilardo y a Beckembauer: ¿Qué tengo que hacer?. Beckembauer me dijo: 'Con ustedes no va a pasar nada. Tienen un buen equipo pero no tienen historia'. Y yo le dije: 'Pero cómo que no tenemos historia, si llevamos como diecisiete partidos sin perder'", recordó.

El exfutbolista y exseleccionador alemán le explicó a Maturana que "historia es aquella cosa que hace que en el momento complicado usted no dé el ciento por ciento, sino el 120, y esa historia no se consigue jugando, se consigue viendo", una lección que asimiló al ver que sus jugadores no sobrepasaron el 50 % en aquella ocasión.

Maturana comentó que tras su paso por el club español del Real Valladolid a principios de la década de los noventa, el Real Madrid le convocó, llegó a firmar un contrato e incluso pidió nuevos jugadores a la espera de que terminara la temporada.

"Lo que pasa es que, mientras tanto, el Madrid tuvo que llamar (al yugoslavo) Radomir Antic para salvarse del desastre. Y se quedó", comentó, antes de apuntar que "ellos fueron muy correctos" y le ofrecieron quedarse como mánager.

Pero lo rechazó. "Y yo dije:'yo no sé hacer eso'. Me ofrecieron una indemnización, y yo dije: 'pero de qué, si yo no he entrenado ni un minuto'".

Después volvió a Colombia y cosechó grandes hitos para el fútbol del país andino, cuando en 1993 ganó por 0-5 a Argentina, fue nombrado "Director Técnico Sudamericano del Año" por el diario El País de Uruguay y el Gobierno de César Gaviria le destacó en 1994 con la Cruz de Boyacá en el grado de Gran Caballero.

Su regreso a España con el Atlético de Madrid tuvo un sabor agridulce. "Cuando empezó la Liga le metimos seis al Valladolid. Entonces vino la tragedia: Pirri fue el primero, fractura de tibia y peroné; Simeone, fractura de clavícula; después, Caminero, ruptura de no sé qué. Ahí se acabó el proyecto".

El estratega es hoy miembro del comité FIFA, y tras años de trabajo en las canchas del mundo, hoy se codea de nuevo en el lado teórico con Beckembauer, Pelé y Platini. EFE

Publicidad

Publicidad