Publicidad

Juez deportivo clausura el fondo sur del estadio del Roma por un partido

Roma, 20 may (EFE).- El juez deportivo Gianpaolo Tosel ha clausurado por un partido el fondo sur del estadio del Roma, el Olímpico de la capital italiana, por los cánticos racistas proferidos por los ultras del equipo romano contra el delantero del Milan Mario Balotelli durante el partido de ayer frente al Nápoles.

La decisión del juez deportivo Gianpaolo Tosel estuvo motivada, según un comunicado de la Liga de Fútbol italiana, "por los coros insultantes y las expresiones de discriminación racial".

En su decisión, el juez deportivo hace constar que los cánticos racistas registrados en el Olímpico se suman a los proferidos también una semana antes contra Balotelli, de padres de Ghana adoptado por una familia italiana, por los aficionados romanistas en el encuentro ante el Inter de Milán, en el milanés Giuseppe Meazza.

Además de la clausura del fondo sur del estadio romanista (lugar donde se ubican habitualmente los aficionados ultras del equipo), el Roma ha sido multado con 50.000 euros.

Una multa de cuantía similar ha recibido el Inter de Milán, cuyos hinchas radicales también entonaron cánticos racistas contra Balotelli en el partido de ayer ante el Udinese.

No es la primera vez que se dan este tipo de episodios racistas en un partido, pues ya el pasado mes de febrero el Inter de Milán fue sancionado con una multa de 15.000 euros por los coros racistas contra el exjugador del Manchester City.

Por otra parte, la policía impidió ayer un enfrentamiento entre unos hinchas del Fiorentina y los jugadores de Milán Mario Balotelli y Robinho, tras los insultos recibidos al término de la victoria contra el Siena, aseguró hoy el diario "La Gazzetta dello Sport".

Los ultras del Fiorentina, que tras la victoria del Milan quedó fuera de la fase clasificatoria de la Liga de Campeones, aprovecharon la presencia de los "rossoneri" en Florencia (cercana a Siena), donde iban a tomar el tren de regreso a casa, para insultar a sus jugadores.

Los primeros cánticos dirigidos al Milán destacaban: "sólo sabéis robar"; aunque posteriormente se centraron en el delantero Balotelli, único jugador negro de la selección italiana. EFE

Publicidad

Publicidad