Publicidad

Incautados más de USD 7 M en efectivo por supuesto desfalco en México

Las autoridades de Tabasco, uno de los estados más pobres de México, confiscaron más de siete millones de dólares en efectivo, que mostraron en una impactante pirámide formada por fajos de billetes, en un caso de supuesto desfalco de exfuncionarios, informó este jueves una fuente oficial.

En el marco de una "investigación por el presunto desvío de recursos del erario estatal durante el período 2009-2012", las autoridades confiscaron la madrugada del miércoles una suma que "asciende a 88.560.134 pesos", poco más de siete millones de dólares, informó este jueves la fiscalía de Tabasco en un comunicado.

En total, las autoridades están en busca de más de 1.900 millones de pesos (unos 150 millones de dólares) "que desaparecieron de la cuenta concentradora" del estado, precisó el fiscal de Tabasco, Fernando Valenzuela, en entrevista con la televisora Milenio.

Las pesquisas apuntan a que José Manuel Saiz, exsecretario de Finanzas de Tabasco, "venía realizando el traslado de fuertes cantidades de dinero en efectivo, contenidos en cajas de cartón y de dudosa procedencia", dijo Valenzuela en una conferencia de prensa el miércoles, en la que expuso la espectacular montaña de billetes.

El dinero confiscado estaba contenido en cinco cajas de cartón y organizado mayoritariamente en paquetes de billetes de 500 y 1.000 pesos (40 y 80 dólares). Fue hallado en un inmueble particular, aparentemente relacionado con el exsecretario de Finanzas de Tabasco.

Saiz, quien ya interpuso un recurso, envió un comunicado a los medios locales en el que se deslinda de los hechos y alega un "montaje mediático".

"Desconozco por completo de quién sea o de dónde provengan las cajas de huevo con efectivo que señala (la fiscalía). Es claro que estamos frente a un montaje mediático y burdo contra una administración previa, la cual ofende la inteligencia de los tabasqueños", dice el comunicado, en el que califica de "ridículo" que se manejen esas cantidades en efectivo en instituciones gubernamentales.

Saiz ejerció su cargo durante el mandato del exgobernador Andrés Granier (2007-2012), del Partido Revolucionario Institucional (PRI, oficialista), cuya administración está siendo investigada por posibles desvíos millonarios de fondos de programas sociales.

"Los dos serán requeridos en calidad de indiciados" en las próximas semanas, aseguró el fiscal Valenzuela.

Tabasco, un estado de más de dos millones de habitantes actualmente gobernado por Arturo Núñez, del Partido de la Revolución Democrática (izquierda), padece graves rezagos en educación y salud, además de sufrir la violencia de bandas del crimen organizado que extorsionan a los habitantes y se disputan rutas de narcotráfico.

Granier es un químico farmacéutico de profesión, pero actualmente es llamado por algunos medios "el saqueador de Tabasco" por haber huido a Miami (sureste de Estados Unidos) al término de su mandato, dejando al estado una deuda de más de 20.000 millones de pesos (unos 1.600 millones dólares).

Recientemente, entrevistado vía telefónica por una radio local, aseguró que se encuentra en Estados Unidos para atender un problema de salud -sobre el que no dio detalles- y que en unos meses volvería a Tabasco para hacer las aclaraciones necesarias sobre su gestión.

El exgobernador acordó esa entrevista en el marco de un escándalo que se originó al hacerse pública una grabación en la que alardeaba de costosos viajes y de tener 400 pares de zapatos y 300 trajes.

Aunque Granier aceptó haber hecho esas declaraciones, alegó que son falsas y que las hizo estando ebrio.

El 31 de diciembre de 2012, el gobierno del recién investido presidente, Enrique Peña Nieto, tuvo que enviar de urgencia 700.000 millones de pesos (más de 55.000 millones de dólares) a Tabasco para sacarlo de una crisis hospitalaria que afectó incluso a un nosocomio para niños.

str-yo/hov

Publicidad

Publicidad