Publicidad

Brasil y África, "hermanos y vecinos cercanos", según la presidenta brasileña

Adis Abeba, 25 may (EFE).- Brasil y África son "hermanos y vecinos cercanos", dijo hoy la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, en un discurso pronunciado durante la ceremonia de conmemoración del cincuentenario de la fundación de la Organización de la Unidad Africana (OUA), predecesora de la actual Unión Africana (UA).

"Brasil ve el continente africano como hermano y vecino cercano. Tenemos semejanzas y afinidades profundas", aseguró Rousseff.

"Más de la mitad de los casi 200 millones de brasileños tiene ascendencia africana", continuó la presidenta brasileña, quien calificó esa circunstancia como motivo de "riqueza de la nación" sudamericana.

Rousseff afirmó que Brasil tiene un genuino interés en las relaciones con África y citó como ejemplo la destacada representación diplomática que el país sudamericano tiene en el continente africano, con 37 embajadas para 54 países, y proyectos de cooperación técnica en 40.

"Hoy vemos con orgullo que, cada vez más, las relaciones con el continente africano se rigen por un genuino interés de la sociedad civil brasileña y del sector privado", apuntó Rousseff, citada en un comunicado de prensa publicado por la Presidencia de Brasil.

"Nuestro posicionamiento -apostilló- es a largo plazo y tiene un sentido estratégico".

Aunque Rousseff no lo mencionó durante su discurso, el portavoz de la Presidencia brasileña, Thomas Traumann, confirmó a Efe que Brasil ha anunciado la condonación y reestructuración de deuda externa de 12 países africanos por valor de 840 millones de dólares.

El portavoz presidencial brasileño indicó que esta medida ayudará a construir una estrategia más amplia para impulsar los lazos entre el país sudamericano y el continente africano, que cuenta con algunas de las economías de mayor crecimiento del mundo.

"No es la primera vez que Brasil cancela deuda con países africanos. Lo hemos hecho antes y esta vez es una continuación de nuestra cooperación con África", manifestó Traumann.

Por su parte, el portavoz del Ministerio brasileño de Relaciones Exteriores, Luiz Eduardo Gonçalves, explicó a Efe que la reestructuración de la deuda consiste en conceder a los países africanos intereses más favorables y un mayor margen de tiempo para la devolución, aunque no precisó más detalles.

Ayer, la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, que se encuentra en Adis Abeba para los festejos del jubileo de oro de la OUA, firmó cuatro acuerdos de cooperación con Etiopía tras una reunión con el primer ministro etíope, Hailemariam Desalegn.

Brasil mantiene con decenas de países africanos amplios programas de cooperación en diversas áreas, con énfasis en desarrollo agrario, salud, biocombustibles, petróleo y gas, medio ambiente, comercio y educación, entre otras.

En la última década, también se han fomentado los vínculos políticos y Brasil abrió embajadas en 19 países de África, con lo cual elevó a 37 sus misiones diplomáticas en ese continente.

En esos mismos diez años, Brasilia se convirtió en la capital de América Latina con el mayor número de embajadas de países africanos, que hoy suman 18.

Ese interés diplomático va unido a un fuerte crecimiento de los vínculos comerciales, con flujos de intercambio entre Brasil y el continente africano que pasaron de 5.000 millones de dólares en 2000 hasta los 26.500 millones de dólares alcanzados en 2012.

Este es el tercer viaje de Dilma Rousseff a un país africano en lo que va de año, lo que, según el ministro brasileño de Relaciones Exteriores, Antonio Patriota, reafirma el "interés estratégico" que Brasil le otorga a ese continente.EFE

Publicidad

Publicidad