Publicidad

Exministro colombiano queda libre antes de juicio por corrupción en subsidios

Bogotá, 14 jun (EFE).- La Justicia colombiana ordenó hoy la "libertad inmediata" del exministro colombiano de Agricultura Andrés Felipe Arias, al considerar que no hay razón para que afronte en reclusión un juicio por corrupción en la entrega de subsidios agrícolas.

La magistrada Patricia Rodríguez, de la sala penal del Tribunal Superior de Bogotá, explicó durante la audiencia que todas las pruebas testimoniales del caso están en poder de la Fiscalía y que el exministro no tiene capacidad para obstruir la Justicia.

Arias fue ministro entre 2003 y 2009, durante la presidencia de Álvaro Uribe, pero en julio de 2011 fue inhabilitado durante 16 años y posteriormente detenido y recluido en un cuartel militar del norte de Bogotá.

La Fiscalía le acusó entonces de los delitos de peculado por apropiación y suscripción de contratos sin los requisitos legales como responsable del escándalo del programa Agro Ingreso Seguro (AIS), que buscaba beneficiar a campesinos pero depositó dineros en manos de terratenientes y hacendados.

La Procuraduría General de la Nación (Ministerio Público) había pedido en cuatro ocasiones que la Justicia dejara en libertad a Arias porque el ente acusador ya había practicado las diligencias y el acusado no tenía la posibilidad de alterar el material probatorio.

La magistrada Rodríguez aceptó los testimonios de un grupo de funcionarios y colaboradores de Arias que negaron haber sido presionados para cambiar su versión sobre los hechos, lo que desmonta las razones que llevaron a ordenar una medida de prisión provisional hace dos años.

Al conocer la noticia, el exministro se abrazó emocionado con su esposa, con sus padres y sus abogados.

Ante las cámaras, Arias denunció: "Yo creo que la Fiscalía conmigo ha cometido un 'falso positivo' judicial", en alusión al término con el que se conoce en Colombia una práctica por la cual agentes del Estado asesinaban a civiles para hacerlos pasar por guerrilleros y obtener beneficios por mostrar resultados en sus operaciones.

"Yo creo que en mi caso hubo una persecución política brutal, atroz", dijo antes de anunciar que está preparado para defenderse en el juicio, para el que no hay fecha aún, con "350 pruebas documentales y 38 testigos de cargo" que respaldarán su supuesta inocencia.

Asimismo deseó que "se sepa la verdad de todo este proceso lo más pronto posible" para que este capítulo se pueda cerrar "pronto". EFE

agp/joc/eat

Publicidad

Publicidad