Publicidad

Fauna prevalente durante apogeo maya ha sobrevivido pese al cambio climático

Guatemala, 14 jun (EFE).- La fauna que prevalecía durante el apogeo de la ancestral cultura maya ha sobrevivido a las prolongadas sequías, los huracanes y los nefastos efectos que el cambio climático han provocado en la biodiversidad de las zonas donde se asentaron las ciudades de esa milenaria cultura, según expertos.

Esta es una de las conclusiones de la presentación del experto Alejandro Morales, del Centro de Rescate de Vida Silvestre (ARCAS) de Guatemala, durante la primera jornada de la VI Convención Mundial de Arqueología Maya, que inició hoy en la capital guatemalteca.

"Ciudades milenarias de las selvas mayas, urbanismo y medio ambiente" es el principal tema de la actividad, en la que durante tres días expertos de varios países expondrán sus estudios sobre esa temática.

Morales, quien disertó sobre "La fauna de la selva maya y su adaptabilidad a la fragmentación del hábitat", destacó cómo las especies animales han logrado preservarse a pesar de los cambios del clima debido a los proceso de supervivencia natural.

El científico basa su aseveración en los múltiples estudios arqueológicos realizados en las zonas donde habitaron los mayas, así como las evidencias científicas y paleontológicas sobre la fauna halladas en sus antiguas ciudades.

La civilización maya habitó un amplio territorio en Centroamérica que hoy ocupan Guatemala, Belice, Honduras, El Salvador y el sur de México, con una historia de aproximadamente 3.000 años.

La principal amenaza que sufren ahora los felinos, reptiles y demás especies que habitan las selvas donde estuvieron las ciudades mayas, señaló el experto, es la presencia del hombre, que caza, trafica y destruye la fauna.

El especialista mostró cómo la organización no gubernamental a la que pertenece trabaja en el proceso de rescate de las especies en peligro para devolverlas a su hábitat natural.

La convención, que se realiza en el auditorio de la Universidad Francisco Marroquín, en el sur de la capital, cuenta con la participación de estudiosos de Guatemala, Estados Unidos, México y Europa y servirá de marco también para exponer los descubrimientos más recientes sobre esta milenaria cultura.

Hallar explicaciones teóricas sobre la forma en que los antiguos mayas administraban los recursos naturales y el crecimiento urbanístico de sus ciudades, así como encontrar vías en el mundo actual para evitar los grandes colapsos como el que sufrió esta civilización, son los principales objetivos del evento. EFE

ca/gf/dmt

Publicidad

Publicidad