Publicidad

ONG subastan caricaturas en México para apoyar a periodistas exiliados

La francesa Reporteros Sin Fronteras (RSF) y Periodistas de Pie, dos ONG que defienden la libertad de prensa, realizaron la noche de este viernes en Ciudad de México una subasta de caricaturas políticas, cuyos fondos se donarán a periodistas desplazados por amenazas del crimen organizado.

Con la participación de unas 150 personas, la mayoría de ellos periodistas, "subastamos 23 caricaturas originales y recaudamos 55.000 pesos (unos 4.296 dólares) para apoyar a nuestros colegas desplazados", informó a la AFP Daniela Pastrana, directora ejecutiva de Periodistas de Pie, una organización integrada por informadores.

"Lo relevante de este evento es que es la primera vez que logramos organizar un evento entre periodistas para periodistas", dijo por su parte Balbina Flores, corresponsal en México de RSF, para quien el evento es un "acto simbólico, solidario, que más allá del aspecto económico, busca decirles a los periodistas amenazados que no están solos".

Rius, Naranjo, El Fisgón y Rapé están entre los ocho caricaturistas que donaron sus obras para ayudar a los muchos periodistas de México que se ven forzados a abandonar sus hogares y ocultarse en otras zonas del país a causa de los ataques y amenazas que sufren por parte del crimen organizado y los gobiernos corruptos.

Según la ONG Artículo 19, sólo el año pasado 15 periodistas mexicanos tuvieron que exiliarse, aunque la organización reconoce que esa cifra es "un subregistro" pues es difícil tener un conteo fehaciente de la problemática.

"Se me salieron las lágrimas, lo que recaudamos superó todas las expectativas", comentó al terminar la subasta Rapé, un reconocido caricaturista que donó varias de sus obras al evento y cuyo nombre es Rafael Pineda.

"Estoy muy contento, espero que sigamos haciendo 'coperachas' (colectas) para los colegas", añadió el artista al lamentar el todavía impune asesinato de su amiga Regina Martínez, quien era corresponsal en Veracruz (este) del semanario Proceso y fue brutalmente atacada en su casa en abril de 2012.

Nueve informadores han sido asesinados en Veracruz desde 2010, una región azotada por las actividades criminales de los cárteles del narcotráfico.

"Es muy agradable ver que el gremio y la gente se una para ayudar a personas desconocidas", comentó a la AFP una foto reportera que se exilia en Ciudad de México desde el año pasado, luego de haber sido amenazada de muerte en Veracruz.

"Me dijeron que me iba a cargar la chingada (que me iban a matar)", recuerda la fotógrafa, quien por motivos de seguridad pidió el anonimato.

México se convirtió en los últimos años en uno de los países más peligrosos del mundo para ejercer el periodismo, con al menos 86 comunicadores asesinados y 18 desaparecidos desde 2000, y muy pocos de estos crímenes han sido resueltos por completo, de acuerdo con RSF.

yo/hov

Publicidad

Publicidad