Publicidad

Rohani a punto de alcanzar la Presidencia de Irán con 80% por ciento de votos

(actualiza con nuevos datos del escrutinio)

Teherán, 15 jun (EFE).- Hasan Rohani, único candidato reformista moderado en los comicios de Irán, está a punto de alcanzar la Presidencia en primera vuelta, al mantenerse con más del 50 por ciento de votos cuando se lleva escrutado alrededor del 80 por ciento de los votos, informó el Ministerio del Interior.

Con 16.413.281 votos, cuando se han contabilizado 32.189.621, de los que 31.106.865 son validos, Rohami continúa superando el 50 por ciento y, en consecuencia, si se mantiene la proporción, sería el próximo presidente de Irán sin necesidad de una segunda vuelta.

Si Rohani no supera la mitad de los votos válidos, debería celebrarse el próximo viernes, 21 de junio, una segunda vuelta en la que su más probable rival sería el ultraconservador alcalde de Teherán, Mohamed Ghaber Qalibaf, que lleva 5.073.652 votos.

Otros dos ultraconservadores principalistas, Said Jalili, secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional y principal negociador nuclear de Irán, con 3.665.234 de votos, y el secretario del Consejo del Discernimiento y ex comandante del Cuerpo de Guardianes de la Revolución, Mohsen Rezaei, con 3.593.507, ocupan los lugares tercero y cuarto.

Descolgado queda el también ultraconservador principalista asesor del líder supremo y ex ministro de Exteriores Ali Akbar Velayati, con 1.969.351 votos, y en el último puesto, con 391.840 votos, el tecnócrata Mohamad Gharazi.

Aunque no hay datos oficiales de participación para el país, la televisión oficial iraní en inglés, PressTV, que no identificó su fuente, señaló que en las presidenciales de ayer votó alrededor del 80 por ciento de los 50,5 millones de electores convocados, lo que supone unos 40 millones.

De confirmarse estos datos, el éxito de Rohani sería haber conseguido movilizar a buena parte de los reformistas desencantados y el electorado ajeno al régimen islámico, reacios a votar tras las presidenciales de 2009, cuando las denuncias de fraude y las protestas fueron sangrientamente reprimidas.

Si contra pronóstico Rohani, avalado por los ex presidentes reformistas Akbar Hashemi Rafsanyani y Mohamed Jatami, consigue llegar al Gobierno, tanto las relaciones exteriores, como la economía, los derechos civiles y la situación de la mujer podrían registrar cambios en Irán.

Rohani, un clérigo pragmático que fue secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional y negociador nuclear, ha sido en estos comicios el candidato de consenso de los reformistas de los sectores de Rafsanyani y Jatami, al renunciar el otro aspirante de ese signo, el ex vicepresidente Mohamad Reza Aref. EFE

Publicidad

Publicidad