Publicidad

Un sismo de 5,8 grados sacude el centro de México sin dejar víctimas

Un fuerte sismo de 5,8 grados de magnitud sacudió en la madrugada del domingo el centro de México, sin provocar daños considerables ni víctimas, informaron las autoridades, y desencadenó escenas de pánico en la capital del país.

El terremoto tuvo lugar a las 00H19 locales (05H19 GMT), con epicentro a 30 km al suroeste de la ciudad de Huitzuco, en el estado de Guerrero, a una profundidad de 50 km, indicó el Servicio Sismológico Nacional de México.

"No hay daños, no hay problema alguno", dijo a la prensa el secretario de Gobernación (Interior), Miguel Ángel Osorio después de aplicarse los protocolos de revisión.

"No tenemos reportes de incidentes importantes, revisamos la ciudad [de México] y no tenemos incidentes", confirmó por su parte a la prensa Fausto Lugo, director de Protección Civil en México.

Como parte de los protocolos de revisión, las aeronaves de la secretaría de Seguridad Pública sobrevolaron la capital mexicana para detectar cualquier daño de consideración, incluyendo el barrio de Tlatelolco, una zona de viviendas del centro de la capital donde hay edificios altos y que resultó severamente afectada en el terremoto de 1985.

Por su parte, la radio Formato 21 dijo que algunas zonas de la capital mexicana sufrían apagones, pero que no se habían registrado daños en los edificios más altos.

Tampoco hubo daños en el aeropuerto. "Sin daños en nuestra infraestructura aeroportuaria tras concluir la revisión que nos marcan los protocolos de seguridad en casos de sismo", dijo el aeropuerto internacional de Ciudad de México a través de una red social.

El fuerte sismo provocó escenas de pánico en varios puntos del centro de Ciudad de México, donde los clientes de restaurantes y discotecas desalojaron los establecimientos a toda prisa, al igual que algunos turistas hospedados en las zonas del centro y la avenida Reforma.

"Ha sido el más fuerte que he sentido en toda mi vida", dijo la portera de un condominio del barrio Roma, donde el terremoto de 1985 derrumbó varios edificios, escuelas y hospitales.

Habitantes del sur de la capital mexicana, donde los sismos se sienten con menor intensidad debido que gran parte de su suelo está conformado por roca volcánica, describían con asombro en las redes sociales la caída de los cuadros y cortineros de sus casas.

En el puerto de la ciudad de Acapulco, en el estado de Guerrero, algunos turistas abandonaron sus hoteles, pero por el momento no se registraron daños, constató un periodista de la AFP.

"Hasta el momento no tenemos reportes de daños con motivo del sismo registrado muy cerca del municipio de Huitzuco. Seguimos evaluando", informó a la prensa el gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero.

Los cuerpos de socorro del estado de Oaxaca (sur) reportaron esa demarcación sin heridos ni daños, sólo "algunas personas con crisis nerviosas que no ameritaron hospitalización", dijo la Cruz Roja local.

Tampoco en el estado de Puebla, colindante con la capital mexicana, se reportaron heridos ni daños.

El 19 de septiembre de 1985 un terremoto de magnitud 8,1 destruyó parte de la ciudad de México con un saldo de 3.700 muertos, según las actas de defunción del registro civil, aunque organizaciones civiles contabilizan más de 20.000 fallecidos.

bur-jg/pc

Publicidad

Publicidad