Publicidad

Obispo salvadoreño y comisión OEA dialogan con pandilleros presos en Honduras

Tegucigalpa, 17 jun (EFE).- El obispo castrense de El Salvador Fabio Colindres y representantes de la OEA dialogaron hoy con miembros de pandillas presos en Honduras, para conocer el proceso de reconciliación pactado entre esos grupos en mayo pasado.

"Creemos que cualquier proceso y esfuerzo que apunte a la paz es valido", dijo Colindres a periodistas al visitar el presidio de San Pedro Sula, en el norte de Honduras, donde están recluidos miembros de la "M-13" y la "M-18".

En el diálogo también participaron el secretario de Seguridad Multidimensional de la Organización de Estados Americanos (OEA), Adam Blackwell, y el coordinador regional del Programa de Control de Armas y Municiones de esa institución, Carlos Orozco.

En mayo pasado, líderes de las dos principales pandillas que operan en el país prometieron reducir la violencia en Honduras y pidieron perdón a Dios, la sociedad y las autoridades, con la mediación de la iglesia Católica.

Colindres también se reunió con el obispo auxiliar de la ciudad norteña de San Pedro Sula, Rómulo Emiliani, mediador del plan de paz, con quien intercambio "experiencias" sobre la tregua pactada por las principales pandillas de El Salvador.

"Estamos aquí para intercambiar experiencias, para ayudarnos unos a los otros y para ir caminando de la mano hacia este gran sueño, que es el sueño de la paz", subrayó el obispo salvadoreño.

También destacó el "gran trabajo" que hace Emiliani en "la búsqueda de la paz en Honduras".

Al ser consultado sobre si la tregua entre pandillas de El Salvador puede replicarse en Honduras, Colindres apuntó que "somos hombres de fe y creemos que con la ayuda de Dios y el esfuerzo de los hombres todo es posible".

Honduras vive una ola de violencia que a diario causa una veintena de muertos, lo que hace figurar al país como uno de los más violentos del mundo, según las Naciones Unidas. EFE

Publicidad

Publicidad