Chilena Codelco destina inversión para regular emisiones en sus yacimientos

Santiago de Chile, 19 jun (EFE).- La estatal Corporación del Cobre (Codelco) informó hoy que destinará cerca de 1.000 millones de dólares con el fin de regular las emisiones de la siete fundiciones mineras que operan en Chile, incluyendo Caletones, de la División El Teniente, situada a unos 140 kilómetros al sureste de Santiago.

Según un comunicado de la empresa difundido este miércoles, en el caso de El Teniente, este monto estará en torno a los 300 millones de dólares, que permitirá asegurar el cumplimiento de la normativa y el aumento de la captura de gases de la Fundición Caletones, desde un actual 49 % a un 95 %, en el caso del dióxido de azufre (SO2).

En este sentido, el secretario regional ministerial del Medio Ambiente, Felipe Avendaño, afirmó que la Fundición Caletones "deberá modificar sus procesos para adaptarse a la reglamentación (de sustentabilidad), que es muy estricta para las fuentes existentes y más aún para las nuevas".

Avendaño explicó que El Teniente "ha hecho una gran inversión y ha bajado sus emisiones respecto de lo que emitían hace 20 años. Pero para cumplir con una nueva norma, aprobada en mayo pasado por el Consejo de Ministros para la Sustentabilidad, deberá realizar una inversión aún mayor, sobre todo para aumentar su captura de dióxido de azufre".

Dicho proceso, tal como lo explica el gerente de Fundición de El Teniente, Germán Richter, ya se encuentra en marcha, gracias a diferentes iniciativas en los ámbitos de gestión operacionales, mantenimiento y proyectos de inversión.

Dijo que para el cumplimiento de los límites de emisiones de material particulado y humos visibles en los hornos de Refino, "este año se ha modificado el esquema operativo al descontinuar la producción de cobre refinado a fuego, el reemplazo de petróleo por gas natural y la sustitución de los quemadores convencionales por otros de alta eficiencia".

La mina El Teniente se compone de más de 3.000 kilómetros de galerías subterráneas, por lo que se considera la mina subterránea de cobre más grande del mundo. EFE