España deja una goleada histórica en Maracaná; Uruguay resucita

Río de Janeiro, 20 jun (EFE).- La selección española avista las semifinales de la Copa Confederaciones tras firmar hoy su segunda victoria consecutiva en la Copa Confederaciones con una goleada histórica por 10-0 a la de Tahití en una jornada en la que llegó la reacción de Uruguay, que derrotó a Nigeria por 1-2.

España no tuvo piedad de Tahití. Mostró la abismal diferencia entre las dos selecciones y dejó un registro para la historia en el estadio Maracaná, escenario donde los jugadores de la Roja tenían muchas ganas de brillar.

La motivación fue máxima y España no levantó el pie del acelerado con los goles. Fernando Torres, con cuatro goles, y David Villa, con tres, fueron los protagonistas de la que ahora es la máxima goleada de la historia del Maracaná y la Copa Confederaciones.

Las dos victorias en dos jornadas no clasifican matemáticamente a España pero le deja en inmejorables condiciones ya que para caer eliminada en la última jornada debería perder ante Nigeria por siete goles de diferencia.

El seleccionador Vicente del Bosque avisó que jugarán todos los titulares después de dar hoy la oportunidad a los suplentes.

La última jornada decidirá los dos clasificados del Grupo B, ya que Uruguay reaccionó a la derrota por 1-2 ante España con la que se comenzó el torneo. Un triunfo ajustado se dio hoy ante Nigeria. Lo consiguió con Diego Forlán como gran protagonista.

El delantero marcó el tanto que dio la victoria a la selección celeste el día que entraba en el prestigioso 'club de los cien' al alcanzar el centenar de partidos con Uruguay. Decidió con un 'latigazo' un partido duro e igualado en el que Nigeria puso el físico pero acusó su falta de pegada.

El tanto lo comenzó desequilibrando Diego Lugano, con un remate en el área chica que culminaba una acción de equipo de Uruguay. Y Obi Mikel puso el empate antes del descanso con una bonita jugada que culminó con un disparo a la escuadra.

El tanto de Forlán cambió el Grupo B y pese a que Uruguay se mantiene tercera clasificada, con el triunfo de hoy todo está en su mano ya que en la última jornada se enfrenta a la débil Tahití mientras confía en que España gane o empate a Nigeria para estar presente en las semifinales. Brasil e Italia esperan. EFE