Instalan en México reunión de cancilleres mesoamericanos

La cancillería mexicana instaló a la medianoche de este jueves la reunión de ministro de Exteriores de Centroamérica, Colombia y República Dominicana que se celebrará en el estado de Chiapas (sureste) y en la que se discutirán aspectos comerciales, políticos y de cooperación de la región.

A esta hora ya se encuentran en suelo mexicano los ministros de Relaciones Exteriores de Colombia, María Ángela Holguín, de República Dominicana, Carlos Morales Troncoso, y también los cancilleres centroamericanos, confirmaron fuentes de la organización a la AFP.

La instalación de la reunión, a cargo de la subsecretaria mexicana para América Latina y El Caribe, Vanessa Rubio, se demoró casi cinco horas de lo que estaba inicialmente agendada debido a retrasos con los vuelos de los dignatarios por la mala meteorología.

"Bienvenidos todos", se limitó a decir Rubio excusando la ausencia del ministro de Exteriores mexicano, José Antonio Meade, por retrasos en su vuelo y minutos más tarde llegó a Chiapas.

La reunión de cancilleres, que se desarrollará a lo largo del viernes en la Universidad Autónoma de Chiapas, servirá para revisar los compromisos que los jefes de estado del Sistema de la Integración Centroamericana y México (SICA) acordaron el pasado 20 de febrero en Costa Rica y también para revisar los compromisos del mecanismo de diálogo y concertación de Tuxtla.

México propuso que en la cita se debata sobre diálogo político, seguridad, relaciones comerciales e inversión, inmigración y cooperación, según informó este jueves la cancillería en un comunicado.

Este despacho también indicó que, en el encuentro, participarán representantes de organismos internacionales como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) o el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

La reunión entre cancilleres se da en momentos en que México alista un plan coordinado con militares de la secretaría de la Marina para ordenar su frontera sur, por la que cada año entran más de 140.000 migrantes indocumentados -la mayoría centroamericanos- para tratar de llegar a Estados Unidos.

Muchos de ellos son víctimas de violaciones a los derechos humanos (asesinatos, secuestros, ataques sexuales) por parte de autoridades y bandas del crimen organizado.

str-csc/hov