Asilo de Ecuador a Snowden, más justificado que el de Asaange, dicen expertos

Jesús Sanchis

Quito, 24 jun (EFE).- Las razones de Ecuador para dar asilo al extécnico de la CIA Edward Snowden son más claras que las que en su día tuvo para otorgárselo al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, ya que el primero está reclamado formalmente por EE.UU., lo que no ocurre en el caso del periodista australiano.

De lo que no cabe duda es de que la eventual concesión de asilo a Snowden, posibilidad que analiza el Gobierno ecuatoriano, tensará las ya delicadas relaciones bilaterales ecuatoriano-estadounidenses, señalaron hoy expertos consultados por Efe.

El profesor de la Universidad San Francisco de Quito (USFQ) Juan Carlos Donoso subrayó que "Snowden ya ha sido declarado fugitivo por EE.UU." y sus autoridades "tienen ya la intención manifiesta de juzgarlo" por filtración de información clasificada, lo que en el caso de Assange no pasa de ser una posibilidad.

Snowden desveló el 9 de junio al diario británico The Guardian y al estadounidense The Washington Post que la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) y el FBI tienen acceso a millones de registros telefónicos amparados en la Ley Patriota, aprobada tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en EE.UU.

Posteriormente, esos diarios revelaron un programa secreto conocido como PRISM, que permite a la NSA ingresar directamente en los servidores de nueve de las mayores empresas de internet estadounidenses, como Google, Facebook, Microsoft y Apple, para espiar contactos en el extranjero de sospechosos de terrorismo.

"Si el Gobierno ecuatoriano tiene coherencia, que ha demostrado tenerla, me parece que la va a analizar (la petición de Snowden) y me atrevería a decir que le va a dar el asilo político", aventuró Donoso, doctor en Ciencia Política.

El catedrático Mauro Cerbino, profesor de la Universidad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), coincidió con Donoso en la pertinencia de otorgar el asilo y en que en el caso de Snowden hay una petición expresa de extradición, mientras que en el de Asaange lo que hay es una "sospecha" de que sea llevado a EE.UU.

Ambos expertos subrayaron también el inevitable aumento de la tensión que se produciría, de otorgarse el asilo, en las relaciones entre Ecuador y EE.UU., que entrarán "en una situación más álgida", según Cerbino, mientras que para Donoso "podrían, en el peor escenario, llegar a quebrarse".

El profesor de la USFQ no cree que Estados Unidos vaya a dejar de comprar petróleo a Ecuador, pero vislumbra la no renovación de las preferencias arancelarias que el país norteamericano concede al andino, conocidas por las siglas en inglés Atpdea.

Precisamente el mandatario ecuatoriano ya anticipó en mayo su pronóstico de que no serían renovadas este año a su vencimiento y dijo que esas preferencias no son más que de "un vulgar instrumento de política exterior. Te portas bien, te continúo el Atpdea; te portas mal, te quito el Atpdea, no podemos seguir viviendo con esto", comentó entonces.

También puede haber -consideró Donoso- "un incremento de la presión de EE.UU. a la comunidad internacional" en relación con asuntos como la libertad de expresión en Ecuador, que, según la oposición, organizaciones y empresas periodísticas, está en riesgo a raíz de la aprobación este mes de la Ley de Comunicación.

Pero al mismo tiempo, según el profesor, sería un "golpe maestro" del Gobierno ecuatoriano conceder el asilo a una persona que ha filtrado "información confidencial sobre un tema muy grave", pues ello podría ser visto "como una defensa irrestricta del Gobierno y del Estado ecuatoriano a la libertad de información".

Para Cerbino, coordinador del Departamento de Estudios Internacionales y Comunicación de la Flacso, un aspecto a tener en cuenta es la "legitimidad" del otorgamiento del asilo que, tanto en el caso de Snowden como en el de Assange, se trata de protección a personas "que tienen en común haber hecho revelaciones de interés público" evidente.

El experto, por otra parte, recordó que Ecuador pidió en su momento a Estados Unidos la extradición de varios banqueros acusados de causar perjuicios multimillonarios a los ecuatorianos a finales de los años 90 y hasta la fecha no se ha concedido.

Por eso incidió sobre los efectos que tienen en la ciudadanía los delitos perseguidos en cada caso y comentó que en el de Snowden las filtraciones "no ponen en riesgo nada más que ciertos intereses turbios de Estados Unidos", mientras que "el descalabro de la banca" ocasionado por los banqueros acusados en Ecuador es "infinitamente más preocupante". EFE