Argentina apela ante Corte de EEUU por fallo favorable a acreedores de deuda

Buenos Aires, 25 jun (EFE).- El Gobierno argentino presentó un recurso de apelación ante la Corte Suprema de Estados Unidos contra una sentencia de un juez federal estadounidense en favor de fondos de inversión por bonos impagos de la deuda soberana argentina, informaron hoy fuentes oficiales.

"Argentina presentó el primer recurso extraordinario ante la Corte Suprema de los Estados Unidos de Nueva York", informó la agencia oficial Télam.

"Es un primer recurso contra la sentencia dictada el pasado 26 de octubre de 2012, cuando aún se aguarda un fallo definitivo", precisó la agencia citando al Ministerio de Economía.

El recurso pretende revertir un fallo del juez federal Thomas Griesa que conminaba a Argentina al pago de 1.330 millones de dólares a los tenedores de deuda soberana que no entraron en el canje propuesto por el Gobierno.

Argentina entiende que aquella sentencia "representa una intromisión sin precedente dentro de las actividades de un Estado extranjero dentro de su propio territorio que hace que surjan preocupaciones sobre las relaciones exteriores de Estados Unidos".

Además, al comprometer los pagos del canje para abonarle a los denominados "fondos buitre", "pone en riesgo el proceso de reestructuración de deuda soberana voluntario que cuenta con el apoyo tanto de Estados Unidos como del resto de la comunidad financiera internacional".

Argentina espera la decisión de la Corte de Apelaciones de Nueva York en el litigio entablado por fondos de inversión especulativos contra el país en demanda del pago de 1.300 millones de dólares por bonos en mora desde 2001.

Esa corte ratificó en octubre pasado el fallo del juez Griesa, quien decidió que Argentina debía pagar a los acreedores que se negaron a participar en las reestructuraciones de deuda de 2005 y 2010, como los querellantes en este caso, y no solamente a aquellos que sí accedieron al canje.

Griesa estipuló que Argentina no podría pagar a los acreedores que aceptaron el canje a no ser que abonase también los 1.330 millones que reclaman los demandantes, y además determinó que los agentes de pago implicados en el proceso, en concreto Bank of New York Mellon, serían sancionados si realizaba las transacciones. EFE