Cuba estrenará el 1 de julio sus primeras 15 cooperativas no agropecuarias

La Habana, 26 jun (EFE).- Cuba estrenará el próximo 1 de julio sus primeras quince cooperativas no agropecuarias, una fórmula de gestión hasta ahora reservada a la agricultura y que se extenderá a otros sectores como una de las reformas del plan para "actualizar" el modelo económico del país.

Estas cooperativas de servicios, según informa hoy la prensa oficial, operarán en Artemisa, provincia aledaña a La Habana y una de las dos donde el gobierno de Raúl Castro ensaya actualmente un nuevo modelo de gestión y dirección que acabará implantándose en toda la isla en 2015.

De las primeras quince, doce son mercados agropecuarios, una cooperativa de transporte, otra de construcción y otra para reciclar, procesar y comercializar materias primas, según publica el periódico "Juventud Rebelde" que cita fuentes del Consejo de Administración de la provincia artemiseña.

Con personalidad jurídica propia, la posibilidad de abrir cuentas bancarias y "libertad de autogestión", estas nuevas estructuras "mantendrán su objeto social de modo que no se afecte al servicio al pueblo", precisa el rotativo.

En el caso de los mercados agropecuarios, los precios se regirán por las reglas de la "oferta y la demanda" aunque habrá "precios tope" para determinados productos como el arroz, patata o chícharo (una especie de guisante muy habitual en la cocina cubana).

Estos nuevos mercados cooperativos podrán además contratar excedentes productivos de los campesinos, efectuar sus compras en el nuevo mercado mayorista o establecer relaciones contractuales con otras cooperativas.

En cuanto a la nueva cooperativa de transporte, contará con 70 socios que arrendarán microbuses y cuya finalidad es mantener una línea de viajes y rutas ya existente, aunque los precios variarán, según el director de la Empresa Provincial de Transporte de Artemisa, Severo Bernal López.

La cooperativa de construcción estará radicada en la zona de Mariel, donde Cuba ejecuta con inversión brasileña la ampliación de ese puerto para convertirlo en el principal del país y eje de la primera Zona Especial de Desarrollo previsto en la isla.

Esa estructura funcionará "como una brigada y prestará servicios a estatales y a particulares", señala Juventud Rebelde.

Por último, la cooperativa de reciclado de materiales tendrá su sede en la capital provincial y se dedicará a la autogestión de materiales reciclables para comercializarlos posteriormente.

La Asamblea Nacional de Cuba (parlamento unicameral) aprobó en julio de 2012 la extensión de la fórmula del cooperativismo a más de 200 actividades no agrícolas, entre ellas la gastronomía o "servicios técnicos y personales".

La medida está recogida en el plan de reformas económicas impulsado por el presidente cubano, Raúl Castro, para reactivar la deprimida economía de la isla comunista. EFE