Exgobernador de México encarcelado por acusación de millonario desfalco

El exgobernador del estado mexicano de Tabasco (sureste) Andrés Granier, detenido de forma preventiva en un hospital por millonario presunto desvío de fondos, fue dado de alta este martes y encarcelado en un penal de la capital mexicana, informó una fuente de la fiscalía federal.

"Un juez determinó su traslado al Reclusorio Oriente" de la capital mexicana, dijo a la AFP una portavoz de la fiscalía mexicana.

Granier, del Partido Revolucionario Institucional (PRI, en el poder) gobernó el empobrecido estado de Tabasco de 2007 a 2012.

La fiscalía general presentó una denuncia en su contra "para conocer el destino de 2.400 millones de pesos (179 millones de dólares) que el gobierno (federal) le otorgó para contingencias ambientales, salud y educación", añadió el portavoz.

El lunes a Granier le fue notificado en el hospital que un juez de Tabasco dictó dos órdenes de prisión por su probable participación en operaciones con recursos de procedencia ilícita y por defraudación fiscal.

Tabasco sufrió en 2007 las peores inundaciones registradas en la historia reciente de México provocada por torrenciales lluvias que dejaron 1,2 millones de personas damnificadas en el estado, con una población de 2,2 millones de habitantes.

Las investigaciones en contra del exgobernador de 65 años y sus colaborados iniciaron en mayo cuando las autoridades encontraron escondidos más de siete millones de dólares en un inmueble aparentemente relacionado con el exsecretario de Finanzas de Tabasco José Manuel Saiz, ya encarcelado.

Granier además protagonizó en mayo un escándalo luego que se filtrara a medios de prensa una grabación en la que se le escucha en aparente estado de embriaguez haciendo alarde de un guardarropa compuesto por más de 400 trajes y 1.000 camisas, comprados en lujosas tiendas de Estados Unidos.

En medio de ese escándalo, Granier, viajó a Miami por problemas de salud y a su regreso fue internado el 14 de junio en un lujoso hospital del sur de la Ciudad de México.

Tras conocerse su hospitalización, un juez de Tabasco pidió la detención preventiva. El exgobernador pasó 10 días internado y custodiado por policías.

Este martes "lo dieron de alta hoy (martes), se cumplimentaron las dos órdenes de aprehensión en su contra", añadió el portavoz de la fiscalía.

La fiscalía de Tabasco indaga también a Granier por el desvío de al menos 1.900 millones de pesos (casi 150 millones de dólares) de la gobernación destinados a programas sociales, pero no está claro si ese monto forma parte de los recursos federales que reclama en su denuncia contra el exgobernador la fiscalía federal.

Tabasco, con costas en el Golfo de México, es una de las regiones más pobres de México y escenario de confrontaciones entre bandas del crimen organizado que extorsionan a sus pobladores y a inmigrantes indocumentados que intentar llegar a Estados Unidos.

jg/cd