Viceministra noruega inaugura en Cuba centro para estudiar cambio climático

La Habana, 26 jun (EFE).- La viceministra de Relaciones Exteriores de Noruega, Gry Larsen, inauguró hoy en La Habana un Centro Regional de capacitación para la reducción de riesgos vinculados al cambio climático en Cuba y el área del Caribe.

Esa instalación, que tiene como organismo rector al ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) de Cuba, capacitará a científicos, autoridades locales y de la defensa civil en temas relacionados con la prevención, adaptación y reducción de riesgos de desastres, según reportaron medios locales.

El Centro Regional, que comenzará a funcionar a partir de septiembre próximo, también se encargará del diseño de estudios de peligros y vulnerabilidad especialmente en las zonas costeras.

La viceministra Larsen consideró que actualmente se invierten millones de dólares en paliar las consecuencias de estas catástrofes, cuando se deben dirigir más recursos hacia la prevención y la preparación.

Señaló que debido al impacto del cambio climático, la región caribeña será más vulnerable en el futuro y por esa razón destacó la importancia del centro recién creado que es resultado del proyecto de cooperación cubano-noruego en esa área por un monto de 1,3 millones de dólares anuales.

La diplomática noruega también resaltó que Cuba tiene un sistema de respuesta de prevención de desastres reconocido a nivel mundial, al que calificó de "muy profesional" en la preparación y en la recuperación.

Durante el acto la viceministra cubana del CITMA, América Santos, refirió que en la isla se realizan estudios de peligro, vulnerabilidad y riesgos de desastres como primeras medidas de adaptación al cambio climático.

Asimismo valoró como "un reto" para el Centro Regional contribuir a la formación y al intercambio de experiencias en países de la región, superando barreras idiomáticas y compartiendo experiencias en la prevención y reducción de los grandes desastres naturales y de vulnerabilidades incrementadas por el ser humano. EFE